Damm compromete la viabilidad de Pescanova con 250 millones

Pescanova_vista á ría de Vigo

   El consejo de administración de Pescanova ha elegido la oferta presentada por el consorcio Damm y los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital como la “más adecuada” para dirigir el proceso de reestructuración de la firma y asegurar su viabilidad futura.

   El concreto, el máximo órgano de dirección de la compañía ha decidido tomar en consideración, sin ningún voto en contra, la oferta no vinculante liderada por Demetrio Carceller, tras analizar las cinco recibidas.

En este sentido, la compañía iniciará inmediatamente las conversaciones con los acreedores financieros más relevantes con la finalidad de alcanzar un acuerdo sobre un convenio de acreedores que permita la supervivencia y continuidad de la empresa, según ha señalado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consorcio liderado por el presidente de Damm, Demetrio Carceller, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital Partners, inyectará 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía, con una quita del 80%, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

Las mismas fuentes han subrayado que la banca acreedora, que se quedaría con el 49% restante de la compañía si se cumplen las previsiones, es partidaria de capitalizar deuda, es decir, de su conversión en acciones, lo que supondría unos 240 millones de euros. De llevarse a cabo esta capitalización de deuda, la quita sobre la deuda inicial podría reducirse incluso al 60%.

UN PLAN “SÓLIDO”

 

   La cervecera Damm se ha mostrado satisfecha tras haber sido elegida, en consorcio con los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital, como la oferta “más adecuada” para dirigir la reestructuración y asegurar la viabilidad futura de Pescanova.

   “Nuestra apuesta es sólida, creíble y viable y además también la única que contaba con un fuerte componente industrial”, han señalado a Europa Press fuentes de la compañía catalana, participada en un 25,016% por la alemana Dr. Oetker.

La cervecera ha confiado en que el trabajo y esfuerzo de “todos”, banca, accionistas, empleados y organismos públicos, aleje el escenario de liquidación de la firma. “Tenemos que ser capaces de evitar la liquidación y que la compañía vuelva a ser un referente en la economía gallega y española (…), vamos a trabajar duro para salvar Pescanova y el empleo de las personas que durante estos meses han vivido una gran incertidumbre”, han destacado.

En este sentido, Damm ha agradecido el compromiso de los empleados, que durante los últimos meses han estado trabajando a diario, pese a la situación por la que atravesaba la firma, y la labor de la administración concursal, en referencia a Deloitte.

En su opinión, tanto empleados como administración concursal han sido “dos pilares indispensables” para que Pescanova siguiera adelante y evitara su quiebra.

El consorcio liderado por el presidente de Damm, Demetrio Carceller, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital Partners, inyectará 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía, con una quita de entre el 80% y 85%, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

Las mismas fuentes han subrayado que la banca acreedora, que se quedaría con el 49% restante de la compañía si se cumplen las previsiones, es partidaria de capitalizar deuda, es decir, de su conversión en acciones, lo que supondría unos 240 millones de euros.

La oferta de Damm tiene en cuenta además a los pequeños accionistas de la pesquera, unos 10.000, ya que intentará ver cómo pueden recuperar una “pequeña parte” de su inversión tras ejecutar la ‘operación acordeón’, que supondrá la reducción de capital a cero y la posterior ampliación.

Las mismas fuentes no han precisado ni el porcentaje ni la forma que podría llevar a los pequeños accionistas a recuperar su inversión en la firma gallega, cuya cotización está suspendida desde el pasado 12 de marzo, fecha en la que los títulos de la compañía se desplomaban un 19,26%, hasta intercambiarse a un último precio de 5,91 euros por acción.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar