Ocho muertos y 32 heridos al estrellarse un helicóptero contra un pub en Glasgow

 

Glasgow helicopter crash

Al menos ocho personas han muerto en el accidente producido cuando un helicóptero de la Policía se estrelló ayer en un bar de Glasgow (Escocia), según ha confirmado este sábado la Policía escocesa.

El inspector jefe de la Policía de Escocia, Stephen House, precisó que tres de los muertos son los tripulantes del vehículo, dos agentes y un piloto civil, mientras que los otro cinco estaban dentro del local. Además, catorce personas, de 32 que fueron hospitalizadas, sufren heridas graves como resultado del accidente.
«Un día negro para Escocia»

El ministro principal escocés, Alex Salmond, dijo esta mañana en una rueda de prensa que la trágica caída supone «un día negro para Escocia».

Salmond compareció ante los periodistas con el inspector jefe de la Policía de Escocia, Stephen House, que confirmó la muerte de un ciudadano y advirtió de que se espera que «el número de víctimas mortales suba en las próximas horas».

House confirmó que los 32 heridos han sido trasladados a tres hospitales escoceses, Victoria Infirmary, Glasgow Royal Infirmary y el Western Infirmary, mientras los servicios de emergencia continúan su trabajo para rescatar a las personas atrapadas en el interior del edificio.

«No podemos decir si hay gente dentro con vida. Estamos aún en una fase de búsqueda y rescate», declaró el jefe policial.

Al igual que el policía, Salmond envió sus «condolencias» a las familias de los afectados y destacó la «rapidez y eficiencia» con que los servicios de emergencia escoceses han respondido al suceso.

«Este es un día negro para Glasgow y para Escocia pero también es el Día de San Andrés (patrón escocés) y podemos sentirnos orgullosos de cómo respondemos a la adversidad», afirmó el ministro principal, flanqueado por representantes de los servicios de bomberos y ambulancias.

House señaló que «ha empezado una investigación sobre las causas de este trágico accidente», pero advirtió de que «llevará un tiempo» finalizar el registro del edificio.
Tareas de rescate

Un Eurocopter EC135 T2 de la Policía de Escocia, ocupado por dos agentes y un piloto civil, cayó anoche, a las 22,25 horas GMT, sobre el tejado del pub de una planta situado a orillas del río Clyde en Glasgow, cuando se calcula que había unas 120 personas dentro.

Varias de esas personas consiguieron escapar mientras que otras fueron evacuadas, pero se cree que aún hay ciudadanos atrapados dentro del local.

Un equipo de unos 125 bomberos trabaja para apuntalar el edificio, cuya estructura es muy inestable, a fin de poder penetrar en su interior y rescatar al resto de las víctimas así como evaluar los daños, indicó el inspector jefe.

El líder del Partido Laborista en el Reino Unido, Ed Miliband, calificó el suceso de «horror inimaginable» y transmitió su solidaridad a las familias de los afectados.

El primer ministro, el conservador David Cameron, dijo anoche a través de su cuenta de Twitter que sus «pensamientos están con todos los afectados por el accidente de helicóptero en Glasgow y los servicios de emergencia que están trabajando».

Varios testigos presenciales describieron cómo el helicóptero se precipitó desde el aire sin ninguna explosión.
«Cayó como una piedra»

El director de la edición escocesa del periódico «The Sun», Gordon Smart, vio lo ocurrido desde un aparcamiento cercano y, en declaraciones a Sky News, describió la caída del helicóptero como «precipitándose desde una gran altura a gran velocidad».

«No hubo bola de fuego ni oí ninguna explosión. Cayó como una piedra», manifestó.

El diputado laborista Jim Murphy se percató del accidente al pasar en coche cerca del pub y colaboró en formar una cadena humana para sacar del interior a personas con heridas «en la cabeza» y unas cuantas «inconscientes».

Otro testigo presencial señaló que la banda de ska Esperanza estaba actuando en el local en el momento de los hechos, mientras que un mensaje en la página de Facebook de este grupo informa de que sus miembros «están bien».

Este es el tercer accidente de un helicóptero de la Policía en Escocia en más de dos décadas: hubo uno en 2002, cuando un aparato Eurocopter EC-135 cayó sobre un campo de Ayrshire sin causar víctimas, y otro en 1990, cuando un Bell Jet 206 se estrelló por mal tiempo en Newton Mearns, en East Renfrewshire, con la muerte de un sargento.
;

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar