La Xunta llama a la sensibilidad ante el problema demográfico de Galicia

Calle de Príncipe, en Vigo.
Calle de Príncipe, en Vigo.

La conselleira de Traballo, Beatriz Mato, ha apostado este viernes por la «sensibilización» de la población para atajar el «urgente» problema demográfico de Galicia, que resulta «esencial» para el mantenimiento de los servicios y el avance de la sociedad.

La conselleira ha participado en Santiago en la inauguración de la Jornada Internacional de Sensibilización Demográfica, donde participarán «tres ponentes de reconocido prestigio» que compartirán sus opiniones en esta materia de «enorme envergadura» y que afecta a varias regiones en Europa.

Tal y como ha explicado Mato, en el año 2000 la población gallega suponía un 6,7 por ciento del total de España, mientras que en 2012 suponía únicamente el 5,9 por ciento. En los próximos 10 años, según las estimaciones oficiales, Galicia podría perder 150.000 habitantes y en 2051 situarse en niveles poblacionales del siglo XIX.

En su discurso, la conselleira ha expresado su preocupación por el creciente envejecimiento de la población –con una de las esperanzas de vida «más altas» de toda Europa–, como por las bajas tasas de natalidad y fecundidad, por debajo de lo que se considera necesario para el «reemplazo generacional».

Para Mato, el problema demográfico es uno de los «más cruciales» a los que se enfrentan las sociedades actuales, contra lo que es necesaria la «sensibilización de la población», que «no valora suficientemente este problema». Beatriz Mato ha recordado que, mientras que la crisis económica está en boca de todos, «nadie habla de la crisis demográfica», que es «anterior» a los problemas económicos y traerá consecuencias negativas a medio y largo plazo.
MEDIDAS DE LA XUNTA

Para no perder el «capital humano», la conselleira de traballo ha garantizado el esfuerzo de la Xunta en esta línea a través de medidas como el Plan de Dinamización Demográfica, aprobado en abril y que cuenta con 69 medidas concretas.

Mato ha recordado que el plan beneficiará cada año a 70.000 familias gallegas con medidas como la mejora de los beneficios fiscales, ayudas al alquiler o adquisición de vivienda o bonificaciones en el transporte público.

Con respecto a los beneficios fiscales, el documento incluye para 2014 un incremento de 300 a 360 euros de la deducción fiscal por nacimiento o adopción del primer hijo, que irá aumentando gradualmente. Como novedad, estos beneficios se incrementarán en un 20 por ciento para aquellos contribuyentes residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Paralelamente, la Xunta pondrá en marcha dos nuevos recursos de apoyo a la conciliación, las casas nido –orientadas especialmente a núcleos rurales– y el servicio de ayuda en el hogar para la infancia.

Estas medidas supondrán una inversión por parte de la Xunta de cerca de 90 millones de euros en la actual legislatura, ha destacado Beatriz Mato.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar