Pemex salva a Barreras

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, entre los representantes de las dos empresas en la capital mexicana.
El conselleiro de Economía, Francisco Conde, entre los representantes de las dos empresas en la capital mexicana.

PMI, filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha firmado el contrato de inversión para la adquisición del 51% del astillero español Hijos de J. Barreras (Astillero Barreras) en cuyo capital entrará con 5,1 millones de euros en un acto celebrado en México D.F. y del que no había información previa.

Estas cifras figuraban en una carta de intenciones suscrita entre el astillero y la petrolera mexicana. La entrada en el capital de Barreras por parte  de Pemex, que se convierte en accionista de referencia, obligará, según había explicado el presidente del astillero, José García Costas, a modificar los estatutos de la empresa.

A la firma de dicho contrato asistieron José García Costas, en su calidad de presidente ejecutivo del astillero, así como José Manuel Carrera y Carlos Roa, como representantes de PMI y Pemex, respectivamente. Les acompañó en el acto Francisco Conde López, consejero de Economía e Industria de la Xunta de Galicia.

Pemex indicó que la firma de este contrato «es un esfuerzo conjunto encaminado a la reactivación de la industria naval en España, lo que permitirá además desarrollar capacidades en el mediano plazo para la construcción de buques especializados en México, capitalizando así el desarrollo tecnológico del sector naval gallego en la industria petrolera, entre otras».

Astillero Barreras

En mayo pasado la Junta de Accionistas de Barreras formalizó la ‘operación acordeón’, es decir, la reducción de capital a cero y su posterior ampliación a 10 millones de euros. En esa ampliación, García Costas, a través de las empresas Emenasa y Baliño, e Ignacio Lachaga, de Albacora, ya habían confirmado su intención de hacerse con un 20 por ciento de acciones cada uno, aunque los porcentajes pueden variar, tras la entrada de Pemex.

CARGA DE TRABAJO

PMI y Astillero Barreras han continuado en México las conversaciones con armadores nacionales e internacionales con el fin de confirmar pedidos e iniciar la construcción de barcos en las próximas semanas.

Asimismo, el astillero vigués sigue pendiente de la adjudicación del flotel comprometido en septiembre de 2012 (junto con otro que se construiría en Ferrol) y cuyos plazos se han pospuesto varias veces. Según el último calendario dado a conocer, el fallo se hará público el próximo 30 de diciembre.

El propio García Costas anunció hace meses que la inversión de Pemex en el capital de Barreras «no se descontaría» del contrato del flotel, que ahora podría contratarse por adjudicación directa, sin licitación. También avanzó que la empresa mantiene contactos comerciales para cerrar otros contratos.

SINDICATOS

El presidente del comité de empresa, Sergio Gálvez (UGT) ha valorado como «muy positiva» la operación, porque la llegada de Pemex a Barreras supone, a su juicio, «no solo que se cubre la totalidad del capital, sino que implica continuidad, estabilidad y carga de trabajo».

A ese respecto, ha señalado que los trabajadores tienen «grandes expectativas» en que el astillero recupere la actividad con la entrada de un socio «fuerte», que «mueve un gran conglomerado de empresas y armadores». «Te ayuda a ponerte en el mercado, en un momento en que hay dificultades de financiación y problemas con el tax lease», ha añadido.

El responsable nacional del naval de la CIG, César Rodríguez, ha manifestado –en declaraciones a Europa Press– su sorpresa ante la adquisición del 51 por ciento de las acciones del astillero por parte de Pemex, ante lo que se muestra «positivo aunque con cautela», sobre todo hasta que haya «confirmación exacta de que se ha producido» la compra y se conozcan los términos.

En este sentido, ha señalado que, «si representa carga de trabajo, es algo necesario» aunque «no va a resolver los problemas del sector naval» puesto que la provincia de Pontevedra sigue «sin carga de trabajo ni buenas condiciones para la contratación».

Por su parte, el responsable del sector naval de CC.OO., Ramón Sarmiento, ha expresado su deseo de «que este paso tenga un efecto arrastre en el resto del sector naval». Además, ha asegurado a Europa Press que dan por hecho que este proceso conllevará carga de trabajo y «despeja el camino hacia la contratación de los floteles».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar