Los padres de Asunta comparecerán de nuevo ante el juez

Basterra_Porto_Asunta_policía_rexistro_DOBLE_portada  La abogada Rosario Porto y su exmarido, el periodista Alfonso Basterra, han sido citados este jueves ante el juez que instruye la causa sobre la muerte de su hija, Asunta Basterra Porto.

A la comparecencia deberán acudir con sus respectivos abogados, José Luis Gutiérrez Aranguren por parte de la madre, y Belén Hospiado, que lleva la representación legal del padre. También lo hará la representación de la Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación particular.

Las partes han sido citadas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, a las 16.00 horas del jueves. Durante la comparecencia, podrán proponer pruebas o pedir las diligencias que las partes estimen oportunas.

Fuentes judiciales han precisado que esta comparecencia se produce en el marco de los requisitos que establece la Ley del Jurado, después de que el juez instructor confirmase que será un tribunal popular el que juzge los hechos. De esta forma se aplica la legislación vigente a un delito tipificado como asesinato, que es el que se imputa a los progenitores, en prisión preventiva en la cárcel de Teixeiro.

Además, han explicado que en esta comparecencia, que no será una declaración, los letrados, si lo así lo consideran oportuno, podrán solicitar diligencias, proponer pruebas o «plantear cualquier otra cuestión», han apuntado.

 

AUTO DEL SUMARIO

Este lunes, el  Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela, que instruye la causa sobre la muerte de la niña de 12 años, cuyo cuerpo fue encontrado en una pista forestal en Teo (A Coruña) el 22 de septiembre, rechazó ampliar el plazo para recurrir el auto que acuerda levantar el secreto de sumario y que concluía este martes.

Tras casi dos meses de investigación, en el auto de apertura del secreto de sumario, el juez instructor sostiene que el padre de la niña, el periodista Alfonso Basterra, fue quien le suministró «una dosis tóxica de orfidal» el día de su muerte y que Rosario Porto la asesinó «mediante asfixia mecánica». Asimismo, argumenta que «en connivencia» ambos son responsables de drogar durante un periodo «de al menos tres meses» a su hija.

El letrado de Porto, que ha descartado recurrir el citado auto,  ha reiterado que, «una vez que haya estudiado» el sumario, su clienta tendrá una disposición a colaborar «total».

Además, tras conocerse el levantamiento del secreto, y visitar a su clienta en la prisión coruñesa de Teixeiro, avanzó su intención de solicitar nuevas diligencias para indagar sobre otros culpables, tesis que mantiene que desde que su clienta ingresó en la cárcel.

 

NO RECURRE EL SUMARIO

La defensa de Rosario Porto no recurrirá el auto por el que el juez que instruye la causa por la muerte de Asunta Basterra Porto –la niña de 12 años hallada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña)– acordó levantar el secreto del sumario, según ha confirmado el letrado José Luis Gutiérrez Aranguren.

Pese a haber solicitado que se ampliase el citado plazo para formular posibles recursos, alegando falta de documentación en el sumario, la defensa de Porto ha optado, finamente, por no presentarlo. No lo hará porque el auto, pese a atribuir la muerte de la niña a un «plan» entre sus padres, atiende a su petición de levantar el secreto del sumario «como venía solicitando reiteradamente», ha precisado el letrado.

Por su parte, la Asociación Clara Campoamor, que se personó como acusación popular en la causa, no tiene previsto recurrir el auto, pero, previsiblemente, sí solicitará la práctica de alguna prueba, según han precisado fuentes de esta entidad.

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela ha rechazado la petición de ampliar el plazo para presentar posibles recursos al auto, que concluiría este martes, alegando que el estipulado es el periodo que marca la ley.

Además, el juzgado recuerda a las partes que pueden solicitar práctica de prueba y nulidades «cuando quieran» hasta que concluya la instrucción, porque para ambos casos el plazo «sigue durante todo el proceso de instrucción».

FALTA DE DOCUMENTACIÓN

Tras casi dos meses de investigación, en el auto de apertura del secreto de sumario, el juez instructor sostiene que el padre de la niña, el periodista Alfonso Basterra, fue quien le suministró «una dosis tóxica de orfidal» el día de su muerte y que la madre, Rosario Porto, la mató «mediante asfixia mecánica». Asimismo, sostiene que «en connivencia» ambos son responsables de drogar durante un periodo «de al menos tres meses» a su hija.

Tras conocerse el auto, el letrado de Porto reiteró que, «una vez que haya estudiado» el sumario, su clienta tendrá una disposición a colaborar «total». Además, tras visitar a su clienta en la prisión coruñesa de Teixeiro la semana pasada, avanzó su intención de solicitar nuevas diligencias para indagar sobre otros culpables, tesis que mantiene que desde que su clienta ingresó en la cárcel.

Por otra parte, aún no se han pronunciado ni el Tribunal Constitucional ni la Audiencia Provincial de A Coruña sobre sendos recursos presentados por la defensa de Porto, en un caso pidiendo la excarcelación de su clienta y, en otro, reclamando que sea un jurado profesional y no popular el que juzgue el caso. Ambas peticiones fueron desestimadas por el juez instructor, José Antonio Vázquez Taín.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar