El juez incluye marcas de agua en las copias del sumario para evitar filtraciones

   El juez instructor de la causa sobre la muerte de la niña Asunta Basterra Porto, encontrada muerta en una pista forestal del municipio coruñés de Teo el 22 de septiembre, habla de su «esfuerzo» para evitar filtraciones, al tiempo que advierte de que se han incluido marcas de agua diferenciadas para cada parte en las copias del sumario facilitado este Juzgados Fontiñas-4miércoles tras haber levantado el secreto sobre las actuaciones.

   En el auto en el que se acuerda el levantamiento del secreto de sumario, al que tuvo acceso Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, señala que el martes entró la declaración del «último» de los tres sospechosos investigados como posibles colaboradores «ajeno a los dos imputados» que era necesario comprobar, tras lo que ha decidido levantar el secreto sobre las actuaciones.

El instructor ha considerado, casi dos meses después del inicio de la instrucción, «posible levantar el secreto de sumario sin que se cause un grave perjuicio a la causa».

No obstante, en relación al acceso de las partes a la causa, el juzgado ha facilitado copia en formato PDF «fiel reproducción de los folios de la misma», pero advierte a las partes de que el contenido de los folios es «realmente sensible» y, para evitar filtraciones, las copias llevarán una marca de agua distinta para cada parte.

«Por mucho que se acuse a este instructor de ser el filtrador de las noticias publicadas, es al contrario, me he esforzado personalmente en tratar de evitar tales filtraciones», justifica el juez al respecto de la medida de seguridad adoptada.

«Como se comprobará al leer el contenido de las diligencias, los hechos que no han salido del conocimiento del grupo investigador y del juzgado no han llegado a la prensa», resalta el juez instructor en su auto, que considera que con la marca de agua el derecho a la intimidad «resultará muy protegido», ya que se podrá identificar, según subraya, «al autor de las filtraciones por si alguno de los imputados desea interponer las correspondientes acciones legales».

MÍNIMAS GARANTÍAS

En su auto, el juez argumenta que el secreto acordado en las diligencias sobre la muerte de Asunta Basterra Porto estaba basado en la necesidad de practicar una serie de actos de instrucción «con las mínimas garantías».

También apunta que las «gravísimas filtraciones» que se han producido en este procedimiento, «y que han causado graves perjuicios», no han afectado a «datos objetivos». Con todo, recalca que el secreto de las actuaciones «ha cumplido plenamente su eficacia».

En un auto previo, fechado el 6 de noviembre pasado, el juez Vázquez Taín ya había advertido de las filtraciones producidas en torno al caso del crimen de Asunta y reprochaba «las constantes intervenciones en los medios de comunicación del letrado que recurre», en referencia al José Luis Gutiérrez Aranguren, que lleva la defensa de Rosario Porto.

«En su día, las defensas podrán recusar a aquellas personas que no puedan formar parte del jurado por estar contaminadas por las filtraciones producidas, del mismo modo que el representante del Ministerio Fiscal intentará recusar a aquellas personas que crea contaminadas por las constantes intervenciones en los medios de comunicación del letrado que recurre», apuntaba el referido auto por el cual Vázquez Taín desestimó el recurso contra que el crimen de Asunta sea juzgado por un jurado popular.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar