Amplio debate sobre el incidente protagonizado por la dirigente del PSOE ferrolano

inauguración sede campaña PSOE de Ferrol /

La diputada denunciada por un guarda de seguridad del Parlamento de Galicia, la socialista Beatriz Sestayo, se ha convertido en las últimas horas en centro de atención mediática de la politica gallega, ya que tras el enfrentameinto mantenido con un guarda de seguridad del Parlamento, que le negó el acceso en un segundo coche personal al aparcameiento, se han sucedido las reacciones: Feijóo pide explicaciones por la actitud y Besterio se distancia del asunto.

 

La diputada había sido avisada varias veces por los servicios de seguridad de que sacase un vehículo vinculado a ella que permanecía en el garaje del edificio del Pazo do Hórreo desde el mes de marzo. Por su parte, la parlamentaria ha alegado que no pudo retirarlo con anterioridad al estar averiado y que incluso «tramitó» con la Mesa que pudiese entrar un operario de taller para sacar el coche, que se había quedado sin batería, pero que se le «denegó» pese a que había sido aceptado en un primer momento. Fuentes consultadas por Europa Press han confirmado que a la parlamentaria ferrolana se le dijo que «no podía» mantener dos coches en el párking subterráneo del edificio, que en otra época fue cuartel militar. Indicaron, al respecto, que no atendió estos requerimientos y finalmente se le impidió el paso a un segundo coche, el pasado 29 de octubre, coincidiendo con el primer día de sesión plenaria de esa semana. A raíz de esa prohibición se produjo el incidente entre la diputada y un guarda de seguridad, que desembocó en una denuncia policial y en la que se recoge que el servicio de seguridad «tiene órdenes por escrito de que los parlamentarios y funcionarios que trabajan en el Parlamento sólo puede acceder con el vehículo que tengan autorizado y no podrán tener estacionado más de uno». En el escrito policial se señala que la parlamentaria «dio pequeños acelerones» al vehículo y que el guarda se apartó porque temía por su «integridad física y se sintió intimidado y amenazado por la conducta». También recoge, según el denunciante, que la diputada alegó que había hablado con Presidencia y le había autorizado a entrar y que llegaba tarde a votar. Finalmente, se explica que Sestayo dejó el vehículo a las puertas de la barrera y que, unos 30 minutos después, se ocupó una persona de su grupo parlamentario de retirar el vehículo, de todo lo cual fue «testigo» un policía autonómico.

«INCREDULIDAD E INDIGNACIÓN»

La diputada socialista ha manifestado que esta situación le parece «surrealista» y ha explicado que el coche, que es de su hija, se lo dejó con las luces encendidas y se quedó sin batería. Sin embargo, ha dicho, no dejaron entrar a ese garaje (subterráneo) ni a un taller «ni a un amigo con unas pinzas», por lo que registró una queja ante la Presidencia. Con todo, según ha confirmado la parlamentaria, el vehículo ya no se encuentra en el aparcamiento del sótano. Beatriz Sestayo, «horrorizada» por esta situación, ha negado que intentase arrollar al guarda de seguridad con su vehículo, y ha indicado que «nadie» del Parlamento se ha puesto en contacto con ella para explicarle la existencia de esta denuncia. Además, a través de un comunicado, la diputada socialista ha manifestado su «incredulidad e indignación» ante la «publicación y difusión» de una denuncia en la que «supuestamente» se le acusa de mantener un «comportamiento intimidatorio» con un guarda de seguridad. «Quiero aclarar que a día de hoy no tengo conocimiento de denuncia alguna, por lo que la única versión que conozco de los hechos es a través de lo publicado en los medios de comunicación, un relato que desmiento y que obviamente incurre en imprecisiones y falsedades que pueden ser consideradas de interés de parte, por lo que, conocidos de primera mano, actuaré en derecho y en defensa de mi honor», manifiesta la parlamentaria, licenciada en Derecho. Por otro lado, ha agradecido las «numerosas muestras de afecto» que ha recibido desde la divulgación de la noticia» y, especialmente, «las muestras de solidaridad por parte del personal del Parlamento» con el que, dijo, «siempre» mantuvo «una magnífica relación».

REACCIONES

El nuevo líder del PSdeG-PSOE y presidente de la Diputción de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, puso tiempo de por medio ante la demanda de información sobre el incidente, tras el encuentro mantenido con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Además de acudir al derecho de presunción de inocencia, Besteiro sugirió esperar a que se aclaren las cosas en los próximos dias.

Por su parte, Feijóo ha  manifestado que «urge de inmediato» que la diputada socialista Beatriz Sestayo aporte «una aclaración suficiente» sobre lo ocurrido, ya lo que se denuncia –un intento de atropello– es «impropio» de una Cámara legislativa. «Me parece una actitud impropia de una Cámara, me parece impropio que un diputado esté denunciado por esto», ha reflexionado el presidente gallego, antes de participar en un acto con miembros de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas en la Cidade da Cultura, para añadir que hay que «aclararlo» por «respeto» a la Cámara y a los electores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar