El exalcalde Príncipe denuncia una veintena de contrataciones irregulares de Caballero

Carlos Príncipe

El exalcalde socialista de Vigo Carlos González Príncipe ha hecho públicas este martes más de una veintena de contrataciones supuestamente «irregulares» de familiares o allegados de cargos del PSOE en la ciudad olívica.

Así cumple con lo anunciado el pasado domingo, cuando amenazó con revelar esta situación al conocer la apertura de un segundo expediente contra él por sus «expresiones de menosprecio» a cargos del PSOE y que se suma al que motivó su suspensión de militancia tras presentar al conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, en un acto público.

Ahora, para defenderse de la «cacería política» que –entiende– han montado contra él, pide a los instructores de su expediente que llamen a declarar a esos 21 contratados para que acrediten si sus acusaciones son reales.

Una de las personas que más acusaciones acumula es la teniente de alcalde y diputada en el Congreso Carmela Silva, en relación con la contratación de su hermana en una concesionaria del ayuntamiento, de un cuñado como personal de confianza de la alcaldía y de otras dos cuñadas en virtud de los programas de empleo local financiados por la Xunta.

Además, menciona a la hija del secretario local del PSOE vigués, Manel Gallego, que trabaja en el consistorio sin que haya mediado oferta pública de empleo; lo mismo que denuncia de la esposa del concejal David Regades entre 2007 y 2011.

FAMILIARES DE CONCEJALES

A respecto de este caso concreto, Príncipe desvela que esta mujer desarrolló trabajos para la empresa gestora de los eventos del Auditorio Mar de Vigo y critica que Regades incurrió en «una clarísima mezcla de intereses» al participar en votaciones referidas al lugar de trabajo de su pareja.

Otro de los concejales socialistas a los que alude es Carlos López Font, para aseverar que la hija de su segunda esposa fue nombrada gerente de la Mancomunidad de Vigo por Caballero, puesto en el que percibiría unos 60.000 euros anuales.

Al secretario provincial socialista y edil de Empleo en Vigo, Santos Héctor Rodríguez, le pregunta por una persona contratada en su departamento y también si hubo «concurso público» para contratar a un asesor legal externo que es militante de su formación y lleva facturado «más de 300.000 euros» desde 2008, año en que se afilió.

En cuanto al secretario de Organización del PSOE vigués, Ángel Rivas, le pide que aclare si «la denuncia formulada por los sindicatos del Puerto» en relación a la contratación de su hija «es cierta»; y le pregunta si «simultaneó su cargo de concejal» con la dirección de una empresa de hormigón que fue adjudicataria de obras del Plan E.

A mayores, Príncipe apunta que la hija del el exconcejal de Tráfico Julio Calviño obtuvo un puesto de trabajo en el programa local de promoción de empleo, al igual que una sobrina del teniente de alcalde de Pontevedra, Antón Louro.

RELACIONADOS CON MILITANTES

Del cuadro directivo del PSOE vigués también enumera el exalcalde varios ejemplos, como la contratación en el ayuntamiento de un sobrino del histórico militante Manuel Rey y de las integrantes de la ejecutiva Ángeles Conde y Patricia Rodríguez Calviño.

Asimismo, señala que la empresa de la exportavoz del PSOE vigués Julia López fue la adjudicataria de la construcción un parque infantil y que otro militante se ha hecho con el contrato de arrendamiento de la cafetería del Pazo de Congresos Mar de Vigo «sin concurso previo».

La contratación de otros dos militantes se completa con la sospecha sobre los empleos en el Puerto de Vigo del hijo del exdiputado Jesús Bahillo y de una familiar del exdelegado provincial de Traballo en Vigo Pedro Borrajo, durante la época en que Caballero era presidente.

«A LO MEJOR NO ES ILEGAL»

Tras dejar claro que podría relatar «más casos», Príncipe hace constar en su escrito que tal vez el «plan predeterminado para buscar empleo a personas próximas» al alcalde «a lo mejor no es ilegal» aunque sí «inmoral» por parte del PSOE en «una ciudad con más de 30.000 parados».

«Máxime cuando acabamos de aprobar en la Conferencia Política un código de conducta que sanciona el enchufismo y máxime cuando nuestro partido en Ourense ha conseguido sentar en el banquillo al (ex)presidente de la Diputación por prácticas clientelares», ha subrayado, estableciendo así la comparación de Caballero con José Luis Baltar.

Junto con todo ello, ha recordado «la trama oscura de afiliaciones» denunciada por «un antiguo simpatizante» a través de «la utilización de cuentas para pagar las cuotas en Caixanova con números correlativos» y que él mismo informó de ello al ya exsecretario de Organización del PSdeG Pablo García y a la Comisión de Garantías.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar