Feijóo anuncia medidas para llegar a un modelo económico «más sólido»

Feijóo_acompañado por Alierta_Foro Competitividade

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha considerado que, aunque hay «incipientes indicios positivos» en el comportamiento de la economía, la crisis «no ha acabado» y ha instado a trabajar para construir tanto en Galicia como en España un modelo con «más solidez» que sea capaz de afrontar futuras contracciones «sin desplomarse como castillos de naipes».

Así lo ha dicho en la clausura de una jornada en la que el Consejo Empresarial para la Competitividad ha presentado un informe sobre las perspectivas de futuro de la economía española y su situación. Precisamente, el presidente de esta asociación y también de Teléfonica, César Alierta, había mostrado previamente su optimismo y había manifestado que la crisis «ha acabado claramente».

 

Feijóo, que fue el encargado de cerrar el encuentro, ha señalado que hay «señales» que apuntan «débilmente» a que se está produciendo un cambio de tendencia en la economía y ha reiterado que Galicia prevé crecer y crear empleo en 2014, como recoge el proyecto de presupuestos para el próximo año.

El Gobierno ha puesto en marcha, ha dicho, la estrategia para «convertir los incipientes síntomas positivos» en la base de un modelo económico «más sostenible». En cualquier caso, ha rechazado el «triunfalismo» y se ha declarado «plenamente consciente» de que será necesario «tiempo» para que estos síntomas sean percibidos «en los hogares». Así, ha rechazado «hablar de recuperación mientras el desempleo se mantenga en niveles inasumibles».

Es «la misma responsabilidad» que en 2009 le llevó a admitir que Galicia estaba en crisis, ha agregado, «impide» ahora al Gobierno gallego «ocultar a la ciudadanía» la existencia «de indicadores que permiten un moderado optimismo».

Además, el presidente gallego ha reivindicado que Galicia ha cumplido los objetivos de déficit, es «una de las autonomías que menos aumentaron su deuda pública», no ha acudido a las líneas de ayuda del Estado para que las comunidades se financien y «paga a los proveedores en unos plazos sensiblemente inferiores a otras administraciones públicas» para concluir que está «en el buen camino» y en una «mejor posición» que el resto para recuperar el crecimiento.

De hecho, ha defendido su política para reducir el déficit público porque «es la garantía de solvencia de las administraciones públicas» y ha considerado que «no puede haber un país con empresas solventes si el país es insolvente».

«CRECIMIENTO QUE LLEGUE A TODOS»

El objetivo ahora es traducir los datos en «un crecimiento que llegue a todos, que sea solidario con los más débiles y que, además, sea resistente ante posibles y futuras turbulencias».

En esta situación, ha dicho el presidente de la Xunta, las políticas se centran en las empresas y en los emprendedores, con el fin de «derribar las barreras burocráticas que aún existen», fomentar la salida al exterior de los negocios y atraer inversores a Galicia.

Feijóo se ha referido, para finalizar, al Consejo Empresarial para la Competitividad, al que ha pedido que siga llevando el nombre de España como el de un país que «surgirá» de la crisis con un modelo que se basará «menos en la economía caliente, en la economía rápida y más basará en la economía de los números lentos pero seguros».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar