Caballero duda de la validez de la votación contra el centro comercial Porto Cabral

Abel Caballero_rolda Concello

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado que la negativa expresada por los comuneros al proyecto comercial y de ocio de Porto Cabral –en una votación celebrada el domingo– es una «decisión privada» y «respetable», si bien ha incidido en que el gobierno local «se atiene» a lo que figura en el Plan General de Ordenación Municipal sobre Liñeiriños, donde se dice que ese ámbito ha de realizarse en el primer cuatrienio –e incluyendo la posibilidad de expropiaciones–.

En una rueda de prensa en Vigo, Caballero apuntó que, tras la votación, «el Plan General sigue diciendo lo mismo». Así, eludió valorar la «decisión privada» de los comuneros de Cabral y ha indicado que el gobierno local se «atiene al plan porque es la ley».

Caballero recordó que el PGOM fue aprobado inicialmente con los votos de PP y BNG y, en ese sentido, invitó a esas dos formaciones políticas –el BNG se ha manifestado en contra de Porto Cabral– a que consulten el pleno donde se dio el visto bueno inicial al plan y «vean lo que dijeron ambos y las razones que daban».

El regidor vigués ha indicado además que «el conjunto» del Plan General es de «interés general» y que «lo que pone sobre Liñeiriños fue redactado por BNG y PP».

Por otra parte, explicó que no ha tenido contactos con la promotora de Porto Cabral, Eurofund, tras la decisión manifestada por los comuneros, pero que él mantiene relaciones con «todas las personas» que quieren proyectos para Vigo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar