Fín de emisión

El Gobierno autonomico valenciano ha tomado la decisión de cerrar la radio y la televisión autonómicas toma horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Valebcua haya hecho pública esta mañana la sentencia por la que declara nulo el Expediente de Regulación de Empleo del ente que afectó a un millar de trabajadores.

La resolución del tribunal anula el ERE al detectar «irregularidades importantes», y se reconoce el derecho del millar de trabajadores despedidos a ser readmitidos. Por la tarde, tras una reunión en la que al menos han asistido el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y el vicepresidente, José Císcar, se ha decidido cerrar RTVV.

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, ya anunció el pasado 20 de septiembre que si se anulaba el ERE «no podría permitirse una televisión pública con casi 1.300 trabajadores».

La Generalitat Valenciana manifiesta, a través de un comunicado de prensa, que la «difícil decisión de abordar un ERE en Radio Televisión Valenciana se engloba dentro de la reestructuración del sector público empresarial cuya finalidad era lograr una administración más ligera y sostenible». En el caso concreto de RTVV, la deuda acumulada y asumida por la Generalitat, superaba los 1.000 millones de euros, una cifra que «dejaba en evidencia que RTVV era claramente deficitaria e insostenible con la dimensión que tenía en ese momento».

Ante esta situación, se abrían dos caminos: el cierre de la empresa pública o el redimensionamiento de la misma, que afectaba de manera directa al tamaño de la plantilla.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar