Cabanas pide el esclarecimiento de la muerte de una vecina hace dos meses

Elisa María Bruñedo, asesinada en Cabanas hace dos meses cuando paseaba.
Elisa María Bruñedo, asesinada en Cabanas hace dos meses cuando paseaba.

Cerca de 400 personas han participado en una concentración celebrada en Cabanas (A Coruña) en la que se ha pedido celeridad en la investigación e identificación del «autor o autores» de la muerte violenta de una vecina de la localidad, Elisa María Abruñedo, que fue hallada sin vida y con signos de violencia en una zona de bosque a quinientos metros de su vivienda, un día después de que hubiese salido a caminar.

La concentración de protesta ha estado organizada por la Asociación de Mujeres Rurales del municipio, en colaboración con el Ayuntamiento de Cabanas. El acto se celebró a las 17.00 horas, en el pabellón polideportivo de Lavandeira, la aldea en la que vivía la mujer y en donde fue hallado su cadáver.

En la concentración, en la que se guardaron dos minutos de silencio, participaron los alcaldes de Cabanas, Germán Castrillón; de Fene, Gumersindo Galego; y de A Capela, Manuel Meizoso; así, como el marido, los hijos y los familiares directos de Elisa Abruñedo.

Más de dos meses después del crimen –que tuvo lugar el 1 de septiembre– la «intranquilidad» se ha adueñado de la zona, ha explicado Germán Castrillón, ante algo «que antes era muy normal, que era salir a pasear a cualquier hora del día».

Los vecinos, junto con el Ayuntamiento, han organizado la concentración de protesta para intentar «no dejar morir el caso e intentar presionar para que se siga investigando». «Ahora mismo el nerviosismo y la intranquilidad es grande en la zona», ha remarcado.
SUCESO

Elisa Abruñedo, de 46 años de edad, y con dos hijos de 20 y 23 años, había salido a pasear sola, por la zona de Lavandeira, próxima a su casa, el domingo por la tarde, como solía hacer todos los días. Sin embargo, al no regresar a su domicilio, su marido denunció ante la Guardia Civil su desaparición.

Tras activarse el dispositivo de búsqueda, el lunes de madrugada, un vecino localizó el cadáver, semidesnudo, con signos de violencia, en una zona de bosque a unos quinientos metros de la casa de la mujer. Presentaba lesiones por arma blanca.

PIDEN MÁS MEDIOS PARA LA INVESTIGACIÓN

Parte del equipo que investigaba este crimen fue destinado a la investigación del caso de la niña Asunta en Santiago de Compostela, según ha asegurado José Raúl Fernández, el cuñado de Elisa María Abruñedo, que sostiene «que se podían dotar más medios» para la investigación, «que está muy parada».

«Yo pienso que este caso no vende periódicos, no sale en la prensa, y está muy parado, yo creo que es más importante esclarecer este caso, que puede volver a ocurrir», ha advertido.
«QUE NO CAIGA EN EL OLVIDO»

Durante la concentración de protesta, la portavoz de la Asociación de Mujeres Rurales, Ana María García Paz, ha manifestado el «profundo respeto a la investigación que se realiza», pero ha lamentado que Lavandeira se haya conocido por un crimen de estas características y no por las actividades que realizan los vecinos de la aldea.

En la misma línea, desde el Ayuntamiento de Cabanas, la edil de Asuntos Sociales, Esperanza Gayoso, ha condenado cualquier acto de violencia contra la mujer y ha insistido en que se espera que «no caigan en el olvido los terribles hechos ocurridos hace ya dos meses».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar