Feijóo se compromete a dar una explicación si Pemex incumple el contrato

Nunez-Feijoo-entrevsista_SER

«Si mañana Pemex dice que va a incumplir el contrato, el primero que tiene que dar explicaciones soy yo», de esta manera se ha expresado este domingo el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aunque ha remarcado que supone que la petrolera mexicana «hará lo que se comprometió por escrito».

En una entrevista concedida a la Cadena SER, que recoge Europa Press, Núñez Feijóo se ha comprometido a «dar explicaciones» si Pemex no cumple lo «firmado». «Y, en consecuencia las daré, porque yo era un testigo de esos contratos, cómo se firmaron en Galicia», ha sentenciado.

En este sentido, el presidente de la Xunta ha hecho hincapié en que Barreras «tiene un contrato firmado con Pemex» y «los contratos se cumplen». «En consecuencia, supongo que Pemex hará lo que se comprometió a hacer por escrito y por eso hay un contrato con Barreras y otro con Navantia, visado por la Abogacía del Estado», ha apostillado.

Sobre este extremo, para conocer lo que pasará se ha remitido a que los directivos Pemex han anunciado que «se tomará una decisión definitiva a finales de noviembre, principios de diciembre».

«Es cierto que en el sector naval llevamos cuatro años de una enorme carrera de obstáculos, es cierto, pero tenemos que seguir trabajando y dando la cara en el sector naval, yo, desde luego, la voy a seguir dando», ha asegurado.

Asimismo, ha defendido que la Xunta «ayudó a que no quebrasen varios astilleros en Galicia» y a «poner 60 millones en avales». Además, ha destacado que junto con otras comunidades, el ministro José Manuel Soria y los sindicatos asistió a una reunión con el comisario europeo Joaquín Almunia, porque «quería multar con 2.000 millones» al naval, que «supondría cerrar todo el sector».
NAVANTIA

Sobre el sector naval, ha destacado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, «ha planteado» que «hay distintas conversaciones adelantadas con algunos países para volver a retomar carga de trabajo en Navantia».

Así, ha dicho «estar pidiendo» a Montoro, así como a los presidentes de la SEPI y Navantia que «no se olviden que tienen la obligación de dar carga de trabajo a los astilleros públicos». «En consecuencia, ya sea Australia, ya se Catar, ya sea Angola, tenemos que conseguir carga de trabajo para esos astilleros, porque llevan seis años sin nuevos contratos», ha apuntado.
COPAGO HOSPITALARIO

En otro orden de cosas, sobre el copago hospitalario –que entrará en vigor en enero– y la rebelión de diversos ayuntamientos gallegos para financiar fármacos de vecinos, Feijóo ha destacado que «de momento hay una discusión que no se produjo», de «una legislación estatal» y, «en consecuencia, la legislaciones en un estado de derecho se deberán de aplicar».

«Me sorprende que haya ayuntamientos que digan: ‘Vamos a pagar'», ha criticado Feijóo, porque «es fácil decir que se va a pagar cuando no se paga». «Ellos nunca pagaron por un fármaco y me da la sensación de que tampoco va a ocurrir», ha agregado.

En este sentido, ha justificado esta medida porque la factura farmacéutica «ha vuelto a crecer este mes en España» y ha dejado claro que «nadie va a pagar un fármaco cuando esté ingresado en un hospital». Así, «los parados no van a pagar» y «a los pensionistas no se les va a incrementar la aportación de ocho euros». «Nadie que no tenga recursos pagará ni un solo euro en España», ha zanjado.
INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS

Preguntado por si los recortes en Galicia pueden aumentar la crispación, Feijóo ha remarcado que «los ciudadanos pueden discutir las decisiones que toman los gobiernos», pero ha destacado que Galicia está «ampliando o construyendo cinco hospitales», que renueva su tecnología y «va a construir 15 centros de salud». «Estamos haciendo más infraestructuras sanitarias que cuando teníamos dinero», ha agregado.

Al respecto, ha defendido un modelo público-privado para la construcción de infraestructuras. «Si esperamos a que Galicia tenga dinero para hacer un hospital en Vigo, concluirá la legislatura sin ese hospital», ha puesto como ejemplo.

En lo tocante a su mandato ha destacado que «el objetivo sigue siendo salir de la crisis», en una senda hacia la recuperación, pero ha dejado claro que Galicia «tiene que cumplir el déficit público» y «todas las comundidades». Además, ha defendido los servicios públicos y ayudar a las rentas más bajas.
NO SE PRONUNCIA SOBRE NCG BANCO

Sobre la situación de Novagalicia Banco, ha afirmado que «tiene una oportunidad y esa oportunidad hay que aprovecharla», y no ha querido pronunciarse sobre «cuál de las opciones» para su compra «es la mejor», pues ha dicho que deben analizarse durante este mes de noviembre.

«Pronunciarse antes de conocer cuál es la mejor y qué ofrecen a las familias gallegas, a las empresas y a la obra social de las antiguas cajas, esas distintas entidades interesadas en quedarse con el control de Novagalicia Banco… sería hacerle un flaco favor a los gallegos», ha apuntado.
«TENDER PUENTES» CON BESTEIRO

Respecto al encuentro que Feijóo tendrá el 15 de noviembre con el secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, el presidente de la Xunta y del PPdeG ha abogado por «tender puentes» y «lo que tiene que hacer es transcurrir el puente que se le va a ofrecer».

«Veremos si el Partido Socialista quiere ser realmente el partido de alternativa de Gobierno o quiere jugar a una oposición tripartita», ha avisado.

Así, ha dicho que hablarán de «lo que él plantee», aunque ha subrayado que hay materias «importantes», como la Ley del Suelo, para «hacer país desde el punto de vista de la ordenación del territorio».

Junto a esto, se ha referido a propuestas para tratar con Besteiro sobre materia forestal y agrícola, además de temas institucionales, ante «la obligación electoral» de ajustes en el Parlamento.
«LA POLÍTICA DE PUÑETAZO SE VA DESINFLANDO»

Así las cosas, ha señalado que «ningún líder» del resto de la oposición le ha solicitado entrevistarse con él, ya que «ninguno» le llamó para «hablar de nada» desde que tomó posesión hace un año.

Además, ve crispada la política gallega, aunque ha dicho tener «la sensación» de que «la política de pancarta, de insulto, de puñetazo se va desinflando porque los gallegos no quieren líos, lo que los gallegos quieren son soluciones». «Cuando uno tiene una idea no es necesario que uno pegue un puñetazo», ha finalizado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar