Paula Prado asegura que las reducciones fiscales «están en el ADN del PP»

Paula Prado-Europapress

La portavoz del PPdeG, Paula Prado, da por hecho que el Gobierno de Galicia, con Alberto Núñez Feijóo al frente, impulsará más reducciones fiscales porque bajar los impuestos está «en el ADN» de su partido. Eso sí, habrá que esperar a que «mejoren las circunstancias económicas» ya que, pese al «inicio» de la recuperación, aún existen «dificultades».

«Por supuesto que cuando mejoren las circunstancias económicas veremos más bajadas de impuestos. El PP lleva en su ADN bajar los impuestos y pagar lo que se debe. Ahora nuestra prioridad es pagar lo que se debe y, cuando se pueda, seguiremos bajando los impuestos», ha aseverado, en una entrevista concedida a Europa Press, la portavoz popular.

Así lo ha manifestado después de que Feijóo avanzase en las últimas semanas una rebaja del tramo autonómico del IRPF, así como beneficios fiscales para emprendedores y para el traspaso de fincas rurales a agricultores, un camino que también transita su homólogo madrileño, Ignacio González.

Preguntada sobre la mayor intensidad del paso anunciado por la Comunidad de Madrid, Prado ha replicado que la diferencia reside en que González «heredó un Gobierno de Esperanza Aguirre» y su jefe de filas «el despilfarro» del anterior Ejecutivo bipartito. «Hemos tenido que hacer frente a muchas deudas», ha remarcado.

Convencida de que Feijóo activará más rebajas fiscales una vez que mejore la economía, aunque no ha concretado en qué ámbitos específicos, la dirigente popular ha reconocido la importancia del debate sobre el modelo de financiación económica y ha apelado a la «responsabilidad» de la oposición para cerrar «una propuesta unánime» que defender en Madrid.
«ÚLTIMA LEGISLATURA» CON 75 DIPUTADOS

Prado mantiene la voluntad del consenso pese al reciente fracaso del diálogo en el Debate sobre el Estado de la Autonomía, que se saldó casi sin acuerdos. Al respecto, considera que el nuevo secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, tuvo «muy mal estreno» y la actitud de los socialistas supuso «una decepción para todos».

A la espera de que el líder socialista se reúna con el presidente, ha advertido que de la crisis «se puede salir de dos formas: solos o con todas las fuerzas políticas remando en la misma dirección». «Por lo que se ve, Besteiro esto no lo contempla», ha reflexionado, para añadir que los populares esperaban que el mayor partido de la oposición fuera «un poco más responsable».

En cuanto a la confrontación de Feijóo y el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, ha recordado que éste indicó al presidente en el debate de política general que «sólo se dejaba provocar si quería», demostrando así, a su entender, que «actúa» y «tiene un guión». «Beiras puede ser muy interesante para los programas de ‘zapping’, pero no para los intereses de los gallegos», ha sentenciado.

En cualquier caso, ha reiterado que los populares están «dispuestos a escuchar» las propuestas de la oposición en cuestiones como el recorte de diputados autonómicos comprometido por Feijóo en su programa electoral. Aunque no ha concretado en qué fecha registrará el Grupo Popular su propuesta, sí ha garantizado que «ésta será la última legislatura en la que Galicia tenga 75 diputados».

Frente a las voces que apuntan discrepancias en ésta cuestión en las propias filas populares, Prado ha proclamado que «hay acuerdo al cien por cien» y ha lanzado un mensaje a Besteiro: «si el PSOE no está de acuerdo con la reducción y es candidato en las próximas autonómicas, ya puede ir anunciando que incluirá en su programa recuperar los 75 diputados».
SIN «FRACTURAS» EN EL PP

Prado ha incidido en los conflictos surgidos en el seno de AGE tras el anuncio del diputado David Fernández Calviño de que retomará su carrera investigadora en Dinamarca y ha ironizado con que vaya a mantener su escaño al considerar que la coalición de Anova e IU «tiene al 10 por ciento de sus diputados en el exterior». «Difícilmente va a poder defender los intereses de los gallegos si viene sólo a votar», ha subrayado.

Al tiempo, ha insistido en que «ni en los mejores sueños de la oposición» se va a romper la «unidad» en el PPdeG, donde no ve «fracturas» ni en el debate sobre el recorte de diputados ni sobre la modificación del régimen fiscal de los parlamentarios. De hecho, ha asegurado que «todos» los populares «cerraron filas» con la decisión de la Mesa del Parlamento, dirigida por Pilar Rojo.

Igualmente, ha restado importancia al hecho de que haya alcaldes de su partido que protestasen contra la reforma local, que «confía» en que se «mejore» durante su tramitación parlamentaria, y otros que hayan anticipado su intención de asumir el copago de fármacos hospitalarios para los vecinos con peor situación económica.

Al respecto, Prado ha constatado que «los partidos de la izquierda están utilizando la demagogia y la sensibilidad de la gente» y ha incidido en que regidores, también del PP, se «están dejando llevar por esa ola de demagogia». Y es que, ha advertido, «no es cierto que nadie vaya a dejar de tomar un medicamento por no tener recursos».
«PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS»

Sobre la situación actual del PPdeG, ha admitido que el partido tiene ya la vista puesta en las elecciones europeas, pero ha rechazado hablar de candidatos para estos comicios y también para las municipales, al considerar que sería un ejercicio de «quinielas» y de «política ficción».

Así, ha asegurado que su partido no se fija «plazos» para poner nombre a los futuros candidatos de las ciudades. «Dependerá de cada sitio y del momento», ha subrayado, para añadir que el hecho de haber «ganado en las siete» urbes en las últimas elecciones locales les da un cierto grado de «tranquilidad» y que habrá que valorar «cada caso concreto».

Preguntada sobre el caso concreto del alcalde de Beade (Ourense), Senén Pousa, que se autodefine como franquista, y si el PPdeG le dará amparo en sus listas para volver a presentarse, Prado ha reprobado su actitud, pero ha rechazado «hacer ‘casus belli’ de una foto o de un politono».

«No vamos a hacer ‘casus belli’ de una foto o de un politono cuando es un alcalde que, en su gestión en el día a día, no ha vulnerado los principios democráticos y constitucionales», ha defendido, antes de reafirmarse en que todavía «no es tiempo de hablar de candidatos».

En todo caso, ha asegurado que lo que le parece «repugnante» es que «los que se rasgan las vestiduras» con actitudes como la del regidor de Beade relativas «a una dictadura de hace más de 30 años» después «avalen dictaduras de la actualidad, como es el caso de Cuba». «Eso si que es repugnante», ha apostillado.
SANTIAGO Y CAMBIOS EN LA XUNTA

Sobre la situación judicial del equipo de gobierno de Santiago, con 10 de los 13 ediles populares que lo componen imputados, Prado ha defendido su «esfuerzo» y el «trabajo que hacen», al tiempo que ha apelado a la presunción de inocencia. Por su parte, ha asegurado que no se plantea «la vuelta» a la política local.

Sobre posibles cambios en el Gobierno de Mariano Rajoy, en un contexto político en el que la supuesta financiación irregular del PP está en el foco de debate, y modificaciones en el Ejecutivo de Feijóo para afrontar la nueva etapa «de recuperación», ha vuelto a rechazar las «quinielas».

En cualquier caso, ha considerado «positivo» que se hable de Feijóo «como posible presidente de España», aunque ha dado por hecho que cumplirá su «compromiso» con la comunidad. Igualmente, ha esgrimido que el Gobierno gallego «funciona» y ha precisado que no ve «necesario» cambiarlo, aunque ha matizado que la decisión corresponde al presidente

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar