Derriba su casa ilegal para ahorrar en la multa

El dueño de un vivienda ilegal en Mondoñedo (Lugo) ha derribado su casa y pasará a pagar una multa de 12.000 euros en vez de los 330.000 euros que le había impuesto la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU).

Según destaca la Xunta, esta demolición de la vivienda por iniciativa propia supone que el propietario «repuso la legalidad urbanística vulnerada».

Así, el consejo ejecutivo de la APLU ha decidido en su última reunión celebrada en Santiago recudir «en un 80 por ciento» el importe de la sanción al interesado, si bien éste deberá pagar 12.000 euros tras echar abajo la casa.

En base a lo expuesto por el Gobierno gallego, la Axencia abrió un expediente sancionador por una infracción urbanística grave por construir una vivienda unifamiliar en suelo rústico sin vinculación a una explotación ganadera o agraria.

Ahora que se ha reparado el ilícito por iniciativa propia, la APLU subraya que su objetivo «no es el derribar, sancionar y recaudar», sino «contribuir a ordenar y proteger el territorio gallego», así como «crear una conciencia social de acatamiento normativo».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar