Samuel Juárez equipara a Resistencia Galega con ETA

Juarez_xornadas

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha equiparado este miércoles al movimiento independentista radical Resistencia Galega con la banda terrorista ETA, y ha señalado que hay similitudes en sus «motivaciones, procedimientos y estrategias», aunque tienen un apoyo social «claramente más pequeño».

Así lo ha manifestado durante su intervención en la inauguración del I Curso sobre Terrorismo, Seguridad Ciudadana y Violencia Antisistema, que se celebra en el Instituto Ferial de Vigo, organizado por la Unión Federal de Policía.

Juárez ha recordado que Resistencia Galega es «el único grupo terrorista activo» en España, y ha subrayado que este movimiento, que «desciende de un grupo que cometió delitos de sangre (el Exército Guerrilleiro do Povo Galego Ceibe)», «intenta imitar a ETA en muchos aspectos». Así, se ha referido a las «motivaciones, procedimientos y estrategias», como las denuncias de torturas y malos tratos cuando sus miembros son detenidos, o la reivindicación del acercamiento de presos.

Sin embargo, también ha constatado diferencias, como un menor apoyo social, o una «estrategia para negar su existencia», con el fin de que «no se les apliquen las leyes» para bandas terroristas y poder así «eludir los mecanismos del Estado de derecho».
TERRORISMO E INDEPENDENTISMO

Samuel Juárez, quien ha felicitado a los cuerpos policiales por sus «éxitos notables» en la lucha contra Resistencia Galega, ha querido, no obstante, precisar que «no hay similitud entre independentismo y terrorismo». A ese respecto, ha señalado que «hay terroristas que defienden el independentismo a través de la violencia, pero está claro que el independentismo es una opción que se puede defender desde los cauces democráticos».

El delegado del Gobierno ha puntualizado que Galicia es una región de «gente pacífica y con mucho sentido común», en la que las cifras de delincuencia están por debajo de la media española y europea, pese a la presencia de Resistencia Galega y una «presencia significativa» de la «violencia antisistema».

Finalmente, ha hecho hincapié en que «no son de recibo» algunas afirmaciones que acusan a la Policía de realizar actuaciones políticas, y se ha referido a la detención, este martes, de una persona por altercados a las puertas del Parlamento gallego durante el debate sobre el Estado de la Autonomía. «Rechazo categóricamente que haya sido una detención política», ha proclamado, y ha insistido en que «la Policía actúa bajo un estricto respeto a las leyes y al Estado de derecho».
IGNACIO COSIDÓ

Por su parte, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha constatado que el terrorismo sigue siendo una «prioridad» para las fuerzas policiales y, en ese marco, ha recalcado que, tras la sentencia de la Audiencia Nacional que condena a penas de entre 10 y 18 años de cárcel a miembros de Resistencia Galega, se demuestra «de manera clara» que este grupo es una «organización terrorista».

Cosidó ha situado la lucha contra Resistencia Galega como uno de los «retos» para la Policía y ha apuntado que todas las operaciones contra este «movimiento terrorista autóctono» han «mermado su capacidad».

En cualquier caso, ha reconocido que los últimos atentados (el 13 de agosto contra una sucursal de NCG y el 7 de octubre en el ayuntamiento ourensano de Beade) ponen de manifiesto que «hay que seguir combatiendo para conseguir su total neutralización».

Junto a esta amenaza, Cosidó se ha referido a la lucha contra ETA, que no cejará «hasta su desaparición total e incondicional», la lucha contra el terrorismo anarquista (que se deja notar especialmente en la zona de Cataluña) y el terrorismo yihaidista, la «principal amenaza en los próximos años» para «el conjunto de países occidentales», y en cuya lucha la Policía ya ha detenido a 28 personas este año.
DETENIDOS

El director general de la Policía ha subrayado que, pese a que 2013 está siendo un «año difícil» y que se han producido, sólo en el primer semestre, 3.573 manifestaciones y concentraciones, únicamente se han registrado incidentes violentos en 53 ocasiones, y hubo que emplear la fuerza en 16 actos.

Según ha indicado, España es un «país pacífico», en el que los movimientos radicales son «claramente marginales». «Hay un proceso de reagrupación de la extrema derecha, pero es marginal; y la extrema izquierda tiene una capacidad limitada de movilización», ha explicado.

Cosidó ha apuntado que, hasta el 30 de septiembre de este año, la Policía Nacional había detenido a 353 miembros de grupos radicales, de los que 29 eran de extrema derecha, 24 de extrema izquierda, 31 de movimientos anarquistas, 124 de bandas latinas, y otros 144 de diferentes organizaciones (mayoritariamente ultras de equipos deportivos).

En su intervención, ha hecho un llamamiento para que haya una «condena sin paliativos» a cualquier tipo de violencia, como algo «imprescindible» para que ésta no crezca. En concreto, con respecto a la actividad terrorista, ha proclamado que «jamás se debe ceder al chantaje del terrorismo».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar