Los sindicatos respaldan la flexibilidad horaria de los funcionarios de la Xunta

Funcionarios Xunta
El Gobierno gallego ha destacado el respaldo de los sindiciatos a la propuesta de flexibilidad horaria y teletrabajo para los empleados públicos de la Comunidad, después de que este viernes la comisión de personal de la Xunta haya aprobado la orden que regulará, por primera vez, estas cuestiones.

La directora xeral de Avaliación y Reforma Administrativa, Natalia Prieto, y el director de Función Pública, José María Barreiro, se han reunido este viernes en la EGAP con los sindicatos UGT, CC.OO., CSI-F y CIG. De esta manera, los tres primeros sindicatos emitieron su voto a favor, mientras que sólo la CIG se abstuvo, según informa la Xunta.

Esta orden de flexibilidad y teletrabajo obtuvo luz verde del Consello de la Xunta el pasado 3 de octubre y busca contribuir a la conciliación familiar y laboral de los trabajadores autonómicos, así como conseguir una mayor eficiencia en la gestión.

Con este decreto se regulan tres tipos de horario: general, flexible y especial. En cuanto al primero de ellos, se realizará entre las 7.45 y las 15.15 horas de lunes a viernes; mientras que el horario flexible podrá motivarse por razones de conciliación o establecerse de forma automática.

En este último caso, no se requiere una autorización previa, de modo que la petición se entiende aceptada si el empleado no recibe una respuesta negativa dentro de los siguientes 15 días hábiles.

Para los supuestos de flexibilidad automática, la parte fija de trabajo abarca entre las 9.00 y las 14.30 horas, mientras que el resto del tiempo podrá completarlo en distintos turnos de mañana y tarde.

Los horarios especiales, por último, se fijarán atendiendo a la naturaleza del trabajo, distinguiendo así los puestos relacionados con atención ciudadana de los que requieran una jornada partida o de otro tipo.
COMPENSACIÓN Y TELETRABAJO

También se introduce como novedad la figura de la compensación horaria, con el fin de recuperar el tiempo de trabajo efectivo no realizado.

Dentro del horario general, diariamente los funcionarios contarán con 30 minutos que le permitirán compensar un eventual retraso; mientas que los empleados con horario flexible podrán cubrir esas demoras dentro de los turnos de los que disponen.

Junto a esto, existirá la posibilidad de trabajar, durante un año como máximo, hasta tres días en el propio domicilio mediante el empleo de las nuevas tecnologías.

Para optar a esta posibilidad, se requiere una antigüedad de, al menos, dos años y contar con los medios técnicos adecuados para poder llevar a cabo el trabajo desde casa –ordenador con conexión a Internet, lector de tarjeta y teléfono móvil–. Estos elementos, en ningún caso, serán facilitados por la administración.

En caso de existir varias solicitudes y que no sea posible concederlas todas, tendrán prioridad para optar al teletrabajo aquellos empleados que acrediten tener hijos menores de 12 años o dependientes a su cargo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar