La Xunta apoya más velocidad en autovías y menos en la red convencional

limite-velocidad

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, ha considerado que la modificación del reglamento de circulación planteada por el Gobierno central es «positiva», al recoger «mejoras sustanciales en relación con la normativa anterior». En concreto, ha respaldado que se pueda incrementar el límite de velocidad hasta 130 kilómetros por hora en autovías y que se pueda reducir en carreteras convencionales.

   En declaraciones a los medios tras inaugurar la reunión de directores generales de carreteras de comunidades y diputaciones forales sobre seguridad vial, Hernández ha considerado «un paso importante hacia adelante» la posibilidad «no solo de incrementar el límite de velocidad en las autovías en función de su aptitud en relación con el trazado, sino que también la disminución del límite de velocidad en las carreteras convencionales».

 

Es en estas últimas, ha recordado, en las que se produce el mayor número de muertes por accidente. Esta medida, ha razonado, «va a repercutir en una disminución de esa mortalidad en esos accidentes y también en los atropellos».

En el mismo sentido se pronunció ante los responsables de carreteras de diferentes autonomías, a los que explicó que el Gobierno gallego respalda la modificación del reglamento de circulación y que se aumente la velocidad máxima en autovías «siempre que se garantice la seguridad».

Además, ha considerado que este cambio responde al sentir de la población y no tendrá efectos negativos en la economía, dado que permitirá ahorrar tiempo en los traslados.

CONSERVACIÓN DE INFRAESTRUCTURAS

En la inauguración del encuentro, el conselleiro ha planteado los que, a su juicio, son los tres retos a los que se enfrentan los responsables de carreteras. El primero de ellos es «digerir» y «encajar presupuestariamente» los compromisos derivados de «grandes infraestructuras ejecutadas en épocas de bonanza»; mientras que el segundo es terminar o reformular construcciones iniciadas también antes de la crisis.

No obstante, superadas estas prioridades «coyunturales», ha considerado que lo que marcará «la línea de futuro» para los responsables en este ámbito será la conservación de las infraestructuras.

En este sentido, ha apuntado que la Xunta ha reservado este año 45,5 millones de euros para intervenciones de este tipo, lo que supone un 31% más que el año anterior. En los presupuestos para 2014, ha avanzado, el Gobierno gallego mantendrá «el mismo nivel de inversión en seguridad vial».

Hernández ha apuntado que Galicia pasó de 15.300 kilómetros de carreteras en 1990 a 17.700 en 2012, mientras que desde 1999 la red de altas prestaciones ha pasado de 702 a 1.289, un 84% más.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar