El detenido por el crimen de Ourense fue perseguido durante toda la noche

Morto Ourense incendio vivenda provocado_2

El detenido por su supuesta implicación en el crimen de Ourense, un joven natural de Rumanía de 18 años de edad y cuyo nombre se corresponde con la inicial A., fue capturado por agentes de la Policía Local después de protagonizar una huida en coche a gran velocidad tras sufrir un accidente.

El relato de la Policía Local comienza a las 1.05 horas y no culmina hasta las 7.00 horas de este sábado, cuando los bomberos informaron de que en una vivienda del quinto piso del número 4 de la calle Curros Enríquez, en pleno centro de la ciudad, habían localizado un cadáver. A partir de este momento, la investigación corre a cargo del Cuerpo Nacional de Policía.

Sin embargo, previamente, policías municipales se encargaron de la persecución del sospechoso, desde que, pasadas las 1.00 horas, una conductora alertó en las dependencias de la Policía Local de que un Seat Toledo acababa de colisionar con una señal de tráfico en la plaza Don Bosco.

Tras este impacto, el coche abandonó el lugar a gran velocidad, hacia el puente del Milenio, por lo que los agentes iniciaron un dispositivo de búsqueda. A través de las cámaras de tráfico obtuvieron los datos de la matrícula y estos fueron informados por radio a todas las patrullas de servicio.

INICIO DE LA PERSECUCIÓN

Fue en ese momento cuando una patrulla policial del dispositivo de búsqueda que estaba parada en la calle Basilio Álvarez con Caldas vio venir de frente –de la avenida de Santiago– al vehículo en cuestión. Los policías comprobaron como en su interior viajaba un varón y se dieron la vuelta para iniciar una persecución.

«El vehículo, en el momento de pasar al lado del vehículo patrulla, inicia la huida a gran velocidad hacia la CN-525, perdiéndose la pista en la carretera de Reza», explica la Policía Local. Por eso, apunta, varias dotaciones procedieron a peinar la zona para localizarlo, hasta que encontraron el coche –ya sin conductor– estacionado en la calle Francisco Añón Paz.

Un testigo informó a los agentes de que había visto al joven abandonar «apresurado» el lugar. Paralelamente, al carecer de seguro obligatorio, se procedió inicialmente a la inmovilización del automóvil.


SEGUNDO SINIESTRO

Tras una búsqueda sin resultados, la Policía Local tuvo conocimiento de un accidente con fuga en la avenida de Buenos Aires con Arturo Pérez Serantes, ya sobre las 2.50 horas de la madrugada. Recabaron datos de este segundo siniestro y esa fue la forma a través de la cual lograron información –ya sobre las 5.30 horas– que situaba al sospechoso en la avenida de la Habana con Curros Enríquez.

A esa hora fue, precisamente, cuando se declaró un incendio supuestamente intencionado en el domicilio de T.M., el hombre de 72 años que posteriormente fue encontrado muerto por apuñalamiento en la bañera de su casa.

Una patrulla de servicio por la zona se dirigió a este céntrico enclave de la ciudad y localizó al joven de origen rumano en la calle Xocas. Este intentó eludir la presencia policial pero fue finalmente detenido.


TRASLADO A COMISARÍA

Entonces, llegaron al lugar efectivos de la Policía Nacional, que, ante el aviso por radio de la presencia del fuego en el edificio número 4 de la calle Curros Enríquez, fueron quienes trasladaron al detenido a la comisaría.

Las patrullas de la Policía Local colaboraron en al evacuación del edificio con los bomberos –hubo que evacuar a entre 15 y 20 personas– y también cortaron el tráfico en la esquina del parque de San Lázaro con la calle Concejo, para facilitar la llegada al lugar de las unidades de bomberos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar