El testamento de los abuelos de la niña no fue modificado

Pais Rosario Porto

El testamento que los abuelos de Asunta Basterra formalizaron en el año 1975, en el que consta Rosario P.O. como única heredera, nunca fue modificado ni hubo tampoco donaciones en vida a la niña, según ha podido ratificar Europa Press en documentos oficiales y con fuentes de la defensa de la madre.

Desde la detención de los padres de la niña de 12 años, la abogada Rosario Porto y su exmarido, el periodista Alfonso Basterra –en prisión desde el pasado viernes imputados por un delito de homicidio, posible asesinato– el móvil económico había sido barajado por los investigadores como una de las posibles razones de la muerte de la niña.

Cuando en uno de los registros fue hallado el testamento de 1975, fuentes oficiales de la Guardia Civil matizaron que su existencia no impedía que hubiese sido modificado con posterioridad o que se hubiesen producido «donaciones» de los abuelos a la nieta en vida, un extremo que tendría que ser la autoridad judicial la que comprobase.

Sin embargo, la defensa de Rosario P.O. da por desmontada cualquier línea de investigación basada en intereses económicos. De hecho, Juan Guillán, exletrado de Rosario y amigo íntimo de la familia, ha recalcado que el testamento «nunca se modificó», tal y como consta en la documentación que obra en poder de la Dirección General de Registros y Notariado, a la que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, el único testamento existente está fechado el 28 de enero de 1975 en Santiago de Compostela, sin que se hubiesen registrado modificaciones posteriores que, de existir, deberían constar en la documentación sobre últimas voluntades, según han precisado fuentes jurídicas.

Por su parte, el letrado Juan Guillán, que llevó la defensa de Rosario P.O. hasta ser asumida por el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, ha remarcado, en declaraciones a Europa Press, que no sólo no se modificó el testamento, sino que tampoco hubo ningún tipo de donación en vida a Asunta por parte de sus abuelos. «Nunca hubo donación», ha sentenciado el exletrado de la madre al respecto.


SEGURO DE FALLECIMIENTO

Los abuelos de Asunta fallecieron en su domicilio de la calle General Pardiñas de Santiago de Compostela con apenas 7 meses de diferencia. Así, la madre de Rosario Porto murió en diciembre de 2011, mientras que el padre falleció en el domicilio familiar el 26 de julio de 2012.

Según consta en la documentación consultada por Europa Press, el padre de Rosario, Francisco Porto Mella, no tenía ningún seguro de cobertura de fallecimiento.

Únicamente consta uno a nombre de María Socorro Ortega Romero, la madre de Rosario P.O., suscrito con la aseguradora de una entidad bancaria. Su fallecimiento se produjo meses antes del deceso del abuelo materno de Asunta, en concreto el 11 de diciembre de 2011.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar