La inversión del Estado en Galicia sube un 3,43%

Montoro presupuestos

  La inversión del Estado en Galicia sube un 3,43% en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 presentado por el Gobierno, hasta 1.353 millones de euros, lo que representa un 13,8% de las inversiones totales, que bajan de media un 7,1%.

Asturias, Murcia, Cataluña y Castilla-La Mancha son las autonomías en las que más bajan las inversiones estatales mientras que suben en regiones como La Rioja, Navarra o Cantabria.

Según las cuentas presentadas este lunes por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el Estado distribuirá en 2014 un total de 12.094,93 millones de euros entre las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades de autonomía.

Esta cifra, frente a los 13.027,52 millones que se aprobaron finalmente en la tramitación parlamentaria de los Presupuestos de 2013 supone un descenso del 7,1 por ciento.

Sin embargo, este descenso está muy distribuido y hay comunidades que verán bajar las inversiones estatales en su territorio más de un 30 por ciento mientras que otras disfrutarán de un ascenso de hasta el 42 por ciento.

Este es el caso de La Rioja, la comunidad donde más suben las inversiones respecto al anterior presupuesto (42,33%). También suben en Navarra (39,46%), Cantabria (24,22%), Ceuta (15,64%), Melilla (8,17%), Extremadura (6,28%), Andalucía (4%) y Galicia (3,43%).

En el otro lado de la balanza, Asturias será la comunidad en la que más bajarán el próximo año las inversiones estatales respecto al presupuesto de 2013, un 31,58 por ciento. Por detrás se sitúan Murcia, con un descenso del 26,96 por ciento; Cataluña, con una bajada del 25,46 por ciento; y Castilla-La Mancha, en la que descenderán un 19,75 por ciento.

También bajan en la Comunidad de Madrid, donde las inversiones del Estado caen un 12,75 por ciento; y Castilla y León, comunidad donde el Estado invertirá un 12,11 por ciento menos. Le siguen la Comunidad Valenciana (-8,15%), País Vasco (-7,74%), Baleares (-5,69%) y Canarias (-4,79%). Pese a que también sufre un recorte en inversiones, el descenso en Aragón es únicamente del 1,52 por ciento.

ANDALUCÍA, CyL Y GALICIA, LAS QUE MÁS RECIBEN

Más allá de su comparación con lo recibido en 2013, la comunidad autónoma en la que el Gobierno prevé más inversiones en términos absolutos el próximo año es Andalucía, que con 1.697,74 millones de euros recibirá un 17,3 por ciento del total.

Por detrás se sitúan Castilla y León con 1.399,47 millones (14,3% del total) y Galicia con 1.353,82 millones (13,8%). Ya por debajo de los mil millones de euros se encuentra Cataluña con 944,42 millones (9,6%), la Comunidad de Madrid con 909,08 millones (9,3%), la Comunidad Valenciana con 605,80 millones (6,2%), Castilla-La Mancha con 492,49 millones (5%) y Aragón con 369,11 millones (3,8%).

Le siguen Extremadura, donde el Estado invertirá el 3,6 por ciento del total (350,78 millones); País Vasco con 323,23 millones (3,3%), Murcia con 300,60 millones (3,1%); Asturias con 291,13 millones (3%); Canarias con 255,56 millones (2,6%), Cantabria con 197,83 millones (2%), La Rioja con 91,72 millones (0,9%), las Islas Baleares con 74,02 millones (0,8%) y Navarra con 50,43 millones (0,5%).

En el último lugar de la distribución territorial de sector público estatal se sitúan las dos ciudades autónomas. El proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno prevé que Ceuta reciba 51,38 millones de euros, un 0,5 por ciento del total; mientras que Melilla accederá a 28,34 millones, un 0,3 por ciento.

Estas inversiones del Estado en las comunidades y ciudades autónomas corresponden en su mayoría a partidas incluidas en los ministros de Fomento y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, debido sobretodo a las inversiones en infraestructuras de transporte que además benefician a más de un territorio.

COMPARACIONES SESGADAS Y CON ERROR

De hecho, el Gobierno advierte en el proyecto de presupuestos de que, aunque la territorialización de las inversiones puede resultar útil como una primera aproximación, “existen una serie de limitaciones importantísimas que llevan a que las comparaciones entre territorios o entre años dentro de un mismo territorio estén frecuentemente sesgadas y resulten escasamente significativas e induzcan al error en las apreciaciones”.

Según explica, aunque una determinada inversión se impute a un territorio concreto, hay numerosas infraestructuras, especialmente las del transporte, que benefician “tanto o más a los territorios que unen como a los territorios por los que discurren”.

Por otro lado, defiende que las comparaciones intertemporales son con frecuencia poco significativas, ya que muchas de las inversiones públicas tienen un carácter “singular e irrepetible”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar