La cárcel de Teixeiro toma medidas para proteger a los padres encarcelados

Patio interior de la cárcel de Teixeiro, en Cuntis, que en la atualidad alberga a 1.200 penados.
Patio interior de la cárcel de Teixeiro, en Cuntis, que en la actualidad alberga a 1.200 penados.

El delegado del Gobierno, Samuel Juárez, ha asegurado a preguntas los periodistas sobre la seguridad de los nuevos reclusos de la cárcel de Teixeiro que Instituciones Penitenciarias “siempre lleva a cabo las medidas que cree oportunas”. “En este caso, van a tratar a los detenidos como corresponda”, ha apuntado.

Por su parte, fuentes de prisiones han confirmado que Alfonso Basterra y Rosario Porto se encuentran bajo protocolo de prevención de suicidios.

Instituciones Penitenciarias aplica este modo de actuar para minimizar “el propio impacto que puede producir en un recluso su ingreso en prisión”, especialmente en casos de “comisión de delitos graves contra las personas”.

“Durante la estancia en prisión, los internos son observados por cualquiera de los profesionales penitenciarios en los distintos ámbitos en que desarrollan sus actividades, que ponen en conocimiento cualquier información relevante al respecto”, explica el protocolo para evitar factores de riesgo.

Por ello, a su llegada a prisión, los reclusos “son evaluados por el médico y el psicólogo, independientemente de las medidas urgentes que, de forma preventiva, se hayan tomado”.

Así, se determinan las pautas de intervención de profesionales de vigilancia, tratamiento y sanidad de la cárcel, para después evaluar semanalmente la evolución del caso, “acordando el mantenimiento en el programa, la modificación de las medidas adoptadas, o en caso de dejar de existir riesgo, la baja en el mismo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar