Redimensión de la Xunta a la situación en 2003, con la supresión de 57 entes

Feijóo_Rueda

El Gobierno gallego ha activado este jueves la última fase de su plan de racionalización que, hasta el momento, ha provocado la supresión de 57 entes de la denominada administración paralela. La eliminación de estos organismos, junto con el resto de medidas «racionalizadoras», supone un ahorro de 40,7 millones euros al año para las arcas autonómicas y 623 empleos «amortizados».

Lo han concretado el vicepresidente y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, que ha comparecido al término del Consello de la Xunta, con su titular, Alberto Núñez Feijóo, quien ha destacado que, a día de hoy, la Administración gallega ha retornado «a niveles de hace 10 años» con una «dimensión» equivalente a la de 2003.

En la tercera fase que ahora se activa, se estudiarán otros 32 organismos, para decidir cuál es su futuro: su supresión, integración con otras entidades o mejoras de otros tipos. Rueda ha concretado que dicho estudio se prolongará durante unos ocho meses y que la ejecución completa de este plan «pionero» estará antes de que finalice la legislatura y, probablemente, en el año 2015.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar