Una conservera de Vigo, primera en elaborar pimientos de piquillo rellenos de chanquete

Pimientos piquillo

La empresa Conservas Chanquete, con sede social en Vigo y recientemente constituida, se ha convertido en la primera del mundo en elaborar pimientos del piquillo rellenos de chanquete, un pescado muy pequeño, característico del mediterráneo, y muy cotizado por su alto valor gastronómico.

Esta firma, especializada en ‘delicatessen’ de chanquete salvaje, ha dado a conocer su producto en la feria ‘Made in Galicia’ que se celebra en A Coruña hasta el 1 de septiembre, para lo que se ha aliado con otras dos firmas gallegas: la aceitera Olei y la empresa especializada en conservas vegetales A Rosaleira.

La singularidad de Conservas Chanquete reside en lo original de su propuesta, ya que el chanquete es un pescado (muy pequeño, de entre 2 y 5 centímetros) que tradicionalmente se consume en el sur de España en fritura y acompañado de pimientos asados. «Nosotros hemos hecho nuestra propia interpretación y, por primera vez, ofrecemos pimientos del piquillo rellenos de chanquete, como una idea ‘made in Galicia'», ha apuntado a Europa Press uno de los responsables de la firma, Miguel Giráldez.

Pero además, esta conservera gallega manufactura sus productos de forma artesanal, sin conservantes ni colorantes. Conservas Chanquete ha adquirido la materia prima en las Islas Baleares y Navarra, y ha producido 5.000 latas de esta exclusiva ‘delicatessen’.

ORIGEN

El origen del proyecto surgió de una idea de Manuel Fernández, socio de Conservas Chanquete, a raíz de su experiencia en el sector de la pesca. Este emprendedor detectó que podría haber una oportunidad de negocio y un nicho de mercado en la comercialización de chanquete en conserva y, para desarrollar esa idea, contó con otros dos emprendedores, especializados en comunicación y servicios financieros: Miguel Giráldez y Alejandro Iglesias.

Tomando como referencia el modo tradicional en que se sirven los chanquetes en Andalucía, y usando como fuente inspiradora el arte culinario mediterráneo, esta empresa gallega ha optado por condensar dos elementos diferentes en un maridaje «armonioso» entre productos de la huerta y del mar.

PRODUCTO «EXCLUSIVO»

Otro de los aspectos que hace de estas conservas un producto diferente y con cierto componente de «exclusividad», ha apuntado Miguel Giráldez, es la dificultad para obtener esas materias primas de calidad.

Según ha recordado, el chanquete es una especie que únicamente se pesca durante tres meses al año, y en unas zonas muy concretas del mar Mediterráneo. De hecho, en Andalucía se ha prohibido su pesca desde 1988 tras la imposición de una veda indefinida por parte de la Dirección General de Pesca, debido a la sobreexplotación del caladero y a las dificultades de realizar una pesca selectiva (por la proliferación de otros pescados, como sardina y boquerón).

PESCA ARTESANAL

La UE autoriza la extracción de esta especie (aphia minuta), entre enero y marzo, a cierta flota artesanal con puertos base en Livorno y Génova (Italia); Cros de Cagnes, Niza y Menton (Francia); y Palma de Mallorca, a donde han acudido los responsables de Conservas Chanquetes para comprar el producto.

En las Islas Baleares, los barcos autorizados para su extracción utilizan un arte de pesca tradicional denominado ‘jonquillera’. En esta temporada, esta flota ha capturado 23.000 kilos de chanquete, una cantidad notablemente superior a las capturas de 2011, que ascendieron a 17.000 kilos. En 2012, la pesca de chanquete fue suspendida por orden de las autoridades europeas en febrero, cuando solo se habían pescado 3.620 kilos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar