Marketing politico: el primer ministro noruego se convierte por unas horas en taxista

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar