El Gobierno tomará las «medidas pertinentes» sobre Gibraltar

Reunión con S.A.R. Juan Carlos I

El presidente ha reiterado su voluntad de avanzar en la solución del contencioso con Gibraltar mediante un diálogo a cuatro partes en el que participen el Gobierno de España, el británico, las autoridades del Peñón y la Junta de Andalucía.

El presidente del Gobierno, tras el despacho habitual que ha mantenido con el Rey en el Palacio de Marivent, ha señalado que hasta que se produzca ese diálogo a cuatro, el Gobierno tomará las medidas que considere pertinentes, «únicamente legales, proporcionales, aleatorias y que no discriminen a nadie», para defender los intereses de los ciudadanos españoles.

«Podemos y debemos hacer controles en la verja -aseguró Rajoy- y tenemos que vigilar que todos cumplan con sus obligaciones fiscales, pero nuestra prioridad es que las cosas se hablen, se discutan y se acuerden» .

En su encuentro con la prensa, Rajoy recordó que el origen del último conflicto ha sido el lanzamiento de bloques de hormigón en la Bahía de Gibraltar desde un barco gibraltareño, que -afirmó- «es un atentado al medio ambiente y dificulta mucho las tareas de pesca». El hecho viene a sumarse a «anteriores decisiones unilaterales de las autoridades gibraltareñas, como la ruptura del acuerdo de pesca de 1999 que venía funcionando razonablemente», ruptura que -indicó- dificulta mucho las relaciones aunque la postura del Gobierno sigue siendo la del «diálogo a cuatro partes; Reino Unido, Gibraltar, España y la Junta de Andalucía».

LOS CONTROLES SON LEGALES

«Es obvio -señaló el presidente- que, contra lo acordado con el primer ministro Cameron en su día, esas conversaciones aún no han tenido lugar, por lo que el Gobierno español tomará las medidas «siempre legales, proporcionales, aleatorias y que no discriminen a nadie» que considere pertinentes, en defensa de nuestros intereses. «El diálogo a cuatro partes es posible -añadió- y espero que esto no vaya a más, pero España siempre defenderá los intereses nacionales. Al Gobierno no le gusta que se tomen medidas que luego no tengan marcha atrás y así se lo hemos hecho saber al Gobierno británico».

A preguntas de los periodistas sobre la postura de la oposición en este asunto, Rajoy manifestó que «si el PSOE no nos quiere respaldar en el tema de Gibraltar están en su derecho», pero «quien no va abdicar de sus responsabilidades con los españoles es el Gobierno».
Maniobras conocidas

Rajoy aseguró que había pendientes hace tiempo unas maniobras de la flota británica de las que fue informado el pasado día 4 de junio el Gobierno de España por el del Reino Unido, que incluirán un ejercicio de oportunidad con una patrullera española. Tras confirmar que está «acordado y pactado» que alguna de las naves británicas haga escala en Rota, como en los años 2009, 2010, 2011 y 2012, añadió que «las relaciones bilaterales con Reino Unido son buenas y queremos que lo sigan siendo en el futuro», y que las maniobras no tienen nada que ver con lo que ocurre en Gibraltar, que requiere «soluciones sensatas y dialogadas».

DATOS ECONÓMICOS ESPERANZADORES

El presidente informó que durante el despacho con el Rey, además, se ha repasado la situación de la economía española. Tras calificar la cifra del desempleo como «dramática», Rajoy añadió que «hay datos positivos y esperanzadores que animan al Gobierno a seguir trabajando en la misma dirección», citando como ejemplo la caída del paro en los últimos meses o el aumento de las afiliaciones en la Seguridad Social. También destacó la evolución positiva de la balanza por cuenta corriente, de las exportaciones y del turismo.

En la reunión también se trató de los incendios que se han venido produciendo en España. Los ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y del Interior -afirmó el presidente-» trabajan para evitarlos, y para extinguirlos con la mayor celeridad cuando se produzcan».
Reforma fiscal integral

A preguntas de los informadores sobre la financiación de las autonomías, el presidente del Gobierno consideró «lógico» que haya debate porque todas defienden sus intereses. «Estamos -dijo- en un proceso de evaluación del modelo de financiación autonómica. La idea es tener aprobada una reforma fiscal integral en España antes de marzo de 2014 y a partir de ahí buscaremos el mayor consenso para la reforma del sistema de financiación autonómica», partiendo de que no en todo se puede llegar al cien por cien y hace falta «flexibilidad y buena voluntad» especialmente en estos momentos de escasez «que esperamos superar pronto».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar