Miles de vigueses acompañaron al Cristo de la Victoria

Procesión Cristo de la Victoria

Miles de vigueses se dieron cita a lo laro del  recorrido de la procesión del Cristo de la Víctoria, el hecho religioso más importante de Vigo.

Como correspondía al  primer domingo del mes, la procesión del Cristo partió de la Colegiata en dirección a la calle Real, atravesando el Casco Viejo hasta llegar al Berbés. De ahí se dirigió a Cánovas del Castillo, Montero Ríos y la confluencia con Colón, para continuar por Policarpo Sanz y regresar después al punto de partida.

El Cristo de la Victoria es el eje alrededor del cual giran las fiestas principales de Vigo, que se celebran en los meses de julio y agosto.

La figura del Cristo de la Victoria es obra del escultor Sebastián Ucete. Situado en la Concatedral de Santa María, se le atribuye popularmente la victoria sobre las tropas napoleónicas que invadieron Vigo en 1809, mérito por el que fue nombrado patrón de la ciudad.

La figura también recibe el nombre de Cristo de la Sal, pues esta era la mercancía que transportaba el mercante que la rescató del mar, cerca de las islas Cíes, después de que alguien la tirase a las aguas para evitar que cayera en manos de los piratas ingleses. El Cristo de la Victoria fue donado por Marcó del Pont, industrial catalán afincado en Vigo en la segunda mitad del XVIII.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar