La huelga de la basura de A Coruña llega a su octavo día

Folga lixo A Coruña

La huelga en la planta de tratamiento de basuras de A Coruña cumple este lunes su octavo día con nuevos contenedores quemados esta madrugada, según han informado a Europa Press los Bomberos. El origen del conflicto está en la negociación del convenio colectivo.

En concreto, esta madrugada los Bomberos han tenido que sofocar el fuego en cuatro contenedores en distintos barrios de la ciudad, que se suman a los más de diez que, en los últimos días, han aparecido también incendiados.

A ello, se ha unido la aparición de algunos vehículos de la recogida de basuras con las ruedas pinchadas ya que la huelga en Albada –empresa concesionaria de la planta de tratamiento de residuos de Nostián– está teniendo repercusión en la recogida de los residuos en las calles. De hecho, en algunas de ellas se acumulan ya al lado de los contenedores las bolsas de basura depositadas por los ciudadanos.

SIN ACUERDO

Cuando se cumplen ocho días del conflicto, por el momento, no ha habido acuerdo entre las partes en el último intento de negociación, con mediación, y que concluyó este sábado, sin acercamiento de posturas. Desde el comité de empresa acusan a la dirección de Albada de pretender llevar a cabo «un recorte de derechos» en la negociación del convenio colectivo.

Así, sostiene que la propuesta de la empresa pasa, entre otras cuestiones, «por la congelación salarial hasta finales de año, eliminación de complementos por Incapacidad Temporal y la ampliación de la jornada laboral semanal hasta las 42 horas». Además, argumenta que este incremento supondría «una destrucción de 18 puestos de trabajo».

En declaraciones a Europa Press, fuentes de Albada han reconocido que desde la empresa plantean una congelación salarial y un ajuste de los costes de explotación, pero han vinculado ambas cuestiones «con la bajada de un 10% de producción», han precisado.

READMISIÓN DE EMPLEADOS

No obstante, han incidido en que el mes de marzo plantearon «una reducción de costes de explotación del 25%» frente a su última propuesta de congelación salarial. Sin embargo, han rechazado la readmisión de 11 empleados, planteada inicialmente por el comité y que, según Albada, los sindicatos habrían reducido ahora a 9.

La empresa vincula 3 de esos despidos con expedientes disciplinarios abiertos a estos trabajadores, mientras que los otros 8 los vincula «a los ajustes en la capacidad de producción».

Por otra parte, han señalado que los servicios mínimos se están cumpliendo «a rajatabla» en la planta de Nostián, a la que no está llegando toda la basura depositada en las calles por la repercusión de la huelga en el servicio de recogida de basura.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar