El juez considera correcta la actuación del interventor

 

Antonio Martín Marugán_interventor tren Santiago

El interventor que llamó al maquinista unos minutos antes de que descarrilase el tren el pasado 24 de julio en Santiago, Antonio Martín Marugán, ha abandonado el juzgado compostelano escoltado por agentes de Policía hasta un vehículo particular minutos antes de las 12.00 horas tras prestar declaración en calidad de testigo.

Si bien a su salida, acompañado de cuatro agentes de la Policía Nacional hasta un vehículo donde le esperaba su acompañante, evitó hacer declaraciones a los medios, al entrar a la sede judicial antes de declarar había manifestado que llevaba «en el bolsillo» el móvil en el momento del siniestro.

Así, poco antes de entrar al juzgado manifestó a los medios que «nunca» se ha considerado «culpable» y se había limitado a señalar que en el momento del accidente tenía el móvil «en el bolsillo». «Salí del tren con el teléfono en el bolsillo», ha afirmado.

ACTUACIÓN «CORRECTA»

En el auto de citación, el titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago, Luis Aláez, considera que la actuación del interventor del tren siniestrado «en principio se presenta correcta, ajustada a los procedimientos del operador y a las prácticas del sector».

Aláez argumenta que «la consulta al maquinista para saber si el tren podía circular por una determinada vía es algo normal -como el maquinista vino a admitir en su segunda declaración- y no es causa del descarrilamiento que sufrió el tren, aunque se considere desafortunada por el lugar o momento en que se hizo».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar