Aprobado el «techo de gasto» para 2014, con los votos en contra de la oposición

Comparecencia de la conselleira de Economía.
Comparecencia de la conselleira de Economía.

La mayoría parlamentaria del Partido Popular ha fijado el techo de gasto para los presupuestos de 2014 en 8.456 millones de euros, en un pleno extraordinario convocado este viernes, en el que la oposición ha rechazado este límite y ha augurado que provocará nuevos recortes en Galicia.

En su intervención, la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, ha defendido que se trata de un techo de gasto «realista, coherente y responsable», que hace que Galicia se aleje de «los ajustes de otras comunidades» y que buscará «blindar los servicios públicos», además de analizar las «posibilidades» para «seguir implantando políticas de inversión e incentivo».
A su juicio, el «trabajo» realizado en los últimos años en la línea de contención del déficit «comienza a dar sus frutos» y sus previsiones son que «poco a poco y sin triunfalismos» se irán recuperando tasas «cada vez más positivas de crecimiento», lo que llevará aparejada una reducción del desempleo.

«Hay quien entiende que gobernar es solo gastar, pero gobernar es gastar dentro del límite de los ingresos, controlando el déficit y el endeudamiento, priorizando y actuando con eficiencia. Eso es gobernar, lo contrario es conducir a la administración pública, a la comunidad autónoma y a los ciudadanos al colapso financiero y a la ruina», ha defendido la conselleira, que ha asegurado que trabajar con «este convencimiento» ha llevado a Galicia a «una situación mejor que otras comunidades».
Muñoz ha destacado que con este techo, el gasto no financiero «se estabiliza» y ha explicado que el tope definido para 2014 rebaja en 25 millones de euros el aprobado para el presente año, lo que supone una reducción del 0,3%. Galicia deberá cumplir un objetivo de déficit del 1% , que se rebajará al 0,7% en 2015 y al 0,2% en 2016.

Tras confirmar una reducción de 170 millones en las cantidades procedentes del Estado por los efectos que la crisis tiene en los ingresos por impuestos, Muñoz ha cifrado en 50 millones de euros la recaudación adicional que logrará la Xunta con el plan específico de lucha contra el fraude fiscal que ha anunciado para el próximo ejercicio.

Además, la titular de Facenda se ha reafirmado en las previsiones de que el producto interior bruto (PIB) crecerá seis décimas en 2014 en Galicia (una más que en España) y en que la tasa de paro bajará al 22,2%. Por primera vez desde el inicio de la crisis, ha incidido, se producirán al mismo tiempo crecimientos económicos, que atribuye a una recuperación en el gasto de los hogares y a las exportaciones, y bajadas del desempleo.

«REMAKE MALO DE 2013»

Los grupos de la oposición han coincidido en criticar la convocatoria del pleno, con solo 24 horas para analizar la información remitida por la Xunta, al que se han referido con expresiones como «remedo de pleno» –el PSdeG–, «plebiscito sin posibilidad de enmienda» –el BNG–; o «simulacro de pleno y pitorreo» –AGE–.

 

 

El portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, ha criticado que el informe remitido al Parlamento acompañando a la propuesta del techo de gasto es «un remake malo del de 2013» y la documentación es «limitada e incompleta». Además, ha rechazado que el primer paso para la recuperación económica esté dado: «Es falso, seguimos en recesión. Es falso que con un crecimiento del 0,6%, que nadie cree, se vaya a crear empleo».

También ha cuestionado que con una reducción de dos décimas en la tasa de paro se vaya a reactivar el consumo. Por la contra, ha augurado que se producirán nuevos recortes y tanto el paro como las personas que no reciben ningún tipo de prestación aumentarán. «El laboratorio de recortes del PP tendría que haber servido para reactivar la economía. Limita el techo de gasto, lo único que no limita es el techo de sufrimiento y dificultades de este país», ha concluido.

El portavoz de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha recriminado que en el pleno no se estaba produciendo un debate, sino «una ristra de intervenciones». Además, ha criticado que se establezcan límites de gasto no financiero para «poder acumular gasto financiero al servicio de los poderes fácticos», lo que ha considerado «una guerra del dogma contra las luces de la razón».

Beiras ha considerado que la política del Gobierno gallego es «reaccionaria» y constituye «un atentado al autogobierno», por lo que ha manifestado su rechazo. Asimismo, ha criticado que la reducción del gasto en los últimos cinco años, que alcanza el 37% si se calcula a precios constantes, y se ha despedido poniendo en duda que el PP siga en su puesto el próximo año, por lo que «probablemente no habrá simulacro de debate».

«ESPIRAL PERVERSA DE RECORTES»

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, por su parte, ha criticado el techo de gasto, que «representa un paso más en la espiral perversa de recortes» y ha considerado que el descenso en la cifra que la Xunta tendrá autorizada de gasto no financiero «significa que Galicia no prevé a corto plazo una recuperación económica».
Jorquera ha considerado «manifiestamente injusto» el reparto del déficit entre comunidades para este año, pero ha considerado que «el problema no es Cataluña», sino el Estado, que «impone objetivos de déficit mucho más estrictos a las comunidades» para «empujarlas a la senda de recortes». «Aquí no hace falta que los empujen porque son unos hooligans de los recortes», ha espetado.
Por último, el portavoz del PPdeG, Pedro Puy, ha replicado a las críticas de la oposición afirmando que el techo de gasto se aprueba «no plebiscitando ni vetando, sino votando», pero «las mayorías son las que son». Además, ha considerado que se «garantiza» el estado del bienestar y que «en absoluto afecta a la economía real».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar