El maquinista reconoce que duplicaba el límite de velocidad

 

Maquinista Francisco Garzón_esposado_EP

 

El maquinista Francisco Gárzón Amo, ha asumido que cometió una imprudencia y que se trató de un «fallo humano», reconoció ante el juez Aláez «un despiste» poco antes del accidente,  así como el desconocimiento del punto de la ruta en se encontraba y admitió que superaba el doble de la velocidad, limitada a 80 kilómetros por hora. GALICIA24HORAS ha conocido nuevos detalles de la declaración horas después de haberse realizado.

Una vez que fué consciente de que estaba en el lugar quiso frenar, lo que asegura haber llegado a hacer ya no había tiempo suficiente.

El conductor del tren Alvia accidentado respondió a las preguntas del magistrado desde en torno a las 20.00 horas y hasta poco antes de las 22.00 horas, cuando empezaron a abandonar las dependencias judiciales algunos abogados de las partes. En su declaración ante el juez, el imputado, de 52 años de edad, ha asumido que cometió una imprudencia y que se trató de un fallo humano, según han asegurado las referidas fuentes.

El maquinista del tren que descarriló ha quedado en libertad con cargos tras prestar declaración la tarde de este domingo ante el titular del Juzgado número 3 de Santiago de Compostela, Luis Aláez.

 

Tras escuchar el relato de los hechos del conductor del convoy, después de que el pasado jueves se hubiese negado a declarar, el juez que lleva el caso ha decidido inhabilitar a Francisco José G.A. para conducir ferrocarriles. Además, el maquinista deberá personarse en el juzgado una vez a la semana y el juez Luis Aláez también le ha retirado el pasaporte.

Juzgados de Santiago_puesta a disposición maquinista_accidente tren
Juzgados de Santiago de Compostela.

Fuentes que han asistido al pase a disposición judicial han explicado que la mayoría de las preguntas que se le plantearon al maquinista se centraron en intentar averiguar las razones por las cuales  no frenó. Además, han descrito como «muy emotiva» la intervención del maquinista.

ÚLTIMOS DÍAS

El maquinista el convoy siniestrado había sido detenido por la Policía a las 19.40 horas del pasado jueves en el Hospital Clínico, donde permaneció hasta mediodía del sábado para ser tratado de las heridas leves que había sufrido en el accidente.

Una vez dado de alta, Franciso Garzón fue conducido a la Comisaría de Santiago, donde permaneció hasta las 18.15 horas de este domingo, cuando fue conducido esposado hasta los juzgados compostelanos.

El maquinista se había acogido a su derecho a no declarar ante la Policía, que intentó recabar su versión de los hechos el pasado viernes, pero este domingo sí ha declarado ante el juez que instruye la causa sobre el siniestro ferroviario. La Policía lo acusa de un supuesto delito de homicidio imprudente.

Antes de empezar con la declaración del maquinista, se les ha entregado a los abogados personados en la causa el atestado elaborado por la Policía sobre el siniestro para que lo pudiesen leer antes de que arrancase la comparecencia ante el juez.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar