Los familiares de los fallecidos empiezan a recibir confirmación oficial

Los familiares de las víctimas mortales del accidente ferroviario ocurrido este miércoles en Santiago de Compostela han empezado a recibir antes del mediodía de este jueves los primeros datos oficiales sobre fallecidos en el descarrilamiento del tren.

Según han confirmado fuentes oficiales, estos familiares son informados en el edificio Cersia, donde se ha habilitado el centro de atención, por un equipo integrado por agentes policiales y médicos. Posteriormente, voluntarios de Cruz Roja los acompañan hasta el Multiusos Fontes do Sar, donde se ha ubicado un tanatorio provisional.

Hasta el centro de atención a los familiares no dejan de llegar personas visiblemente afectadas, algunas de las cuales se han quejado por lo que ellos entienden como lentitud del proceso de información sobre el estado de sus allegados.

La desesperación lleva a algunas de estas personas a impacientarse ante el transcurso de las horas sin recibir confirmación sobre el estado de sus seres queridos y lamentan no poder acudir al tanatorio para identificar los cuerpos hasta que las autopsias son practicadas y se certifica judicialmente las identidades.

REFUERZOS

El Cuerpo Nacional de Policía puso anoche en marcha un fuerte despliegue policial tras las primeras noticias del trágico accidente ferroviario en Santiago de Compostela. En este sentido, la Comisaría General de Policía Científica activó el Plan Nacional de Actuación en Sucesos con Víctimas Múltiples, que está regulado por un real decreto del año 2009 informaron a Europa Press en fuentes policiales.

Dentro de este plan, la Policía decidió enviar desde Madrid inmediatamente a Galicia a 16 especialistas de la Policía Científica, nueve en avión, con el fin de colaborar en la identificación de los cadáveres. Asimismo, ha sido movilizado un camión LAE (Laboratorio de Actuaciones Especiales).

También está trabajando en la zona del accidente un Equipo GOIT (Grupo Operativo de Intervención Técnicas), cuya misión es rastrear la zona del siniestro y colaborar en las tareas de investigación.

Además de los especialistas enviados desde Madrid o movilizados tras conocerse la gravedad del accidente, otros 500 agentes se encontraban ya en Galicia, ya que se había reforzado la plantilla, debido a la celebración del Día de Santiago.

Estos efectivos, entre los que hay personal de Policía Judicial, Científica y Seguridad Ciudadana, fueron los que colaboraron desde que se conoció el accidente y durante toda la noche en primera línea para socorrer a las víctimas o recuperar cadáveres, a las órdenes del juez que se ha hecho cargo de la investigación.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar