Novagalicia Banco inicia el proceso de venta de EVO, la marca que opera fuera de Galicia

EVO_logo

NCG Banco ha comenzado formalmente el proceso de venta de EVO, la marca con la que opera fuera de Galicia, Asturias y León, para lo que ha abierto a los inversores su cuaderno de venta, que incluye sus cuentas y planes de negocio auditados.

La entidad ha informado en un comunicado de que el proceso ha arrancado esta semana y persigue «consolidar en el mercado» el «proyecto diferencial de banca inteligente» puesto en marcha por EVO Banco.

Para la venta, la entidad ha contratado al banco de inversión Mediobanca, que se encargará de seleccionar y negociar con los compradores, ya concluida la ‘due diligence’ realizada por KPMG. Ahora EVO abre a los potenciales inversores sus cuentas y planes de negocio, con la intención de que «a lo largo de los próximos meses pueda concretarse un acuerdo formal de compraventa».

Esta operación está incluida en el pacto cerrado con la Unión Europea, el denominado ‘term sheet’, para recibir a cambio ayudas –que en el caso de NCG Banco ascendieron a 5.425 millones–, firmado por la entidad, las autoridades españolas y las europeas. En el documento se establece como fecha límite para la «privatización» de EVO el 31 de diciembre de 2014.

Esta marca de NCG ha realizado ya el ajuste previsto en su red y ha alcanzado su estructura definitiva para el proceso de privatización. Dispone, según datos actualizados a 21 de mayo, de 80 oficinas y 615 empleados y tiene 241.000 clientes. Los datos del primer trimestre apuntan también que el crédito asciende a 685 millones y la mora es del 0,2%. Además, tiene un ahorro de 1.599 millones, al que se suman, fuera de balance, otros 267.
«UN BANCO DISTINTO CON COSTES REDUCIDOS»

El presidente ejecutivo de NCG Banco, José María Castellano, ha destacado que en un año se ha logrado «reestructurar las antiguas redes de las cajas fuera de Galicia» y se han orientado a un modelo de banco «completamente nuevo que persigue la excelencia en el servicio al cliente».

Por su parte, el consejero delegado, César González-Bueno, ha explicado que la fórmula ha sido «un banco distinto con costes reducidos y gran facilidad para operar, pero con la posibilidad de disponer de oficinas en cualquiera de las principales ciudades españolas».

Dentro de esta reestructuración, una de las decisiones fue la de implantar un horario ininterrumpido en las oficinas desde las 8.30 horas a las 20.00 horas. La entidad sostiene que el «rápido posicionamiento» de EVO en el mercado «le permite figurar, con poco más de un año de existencia, como una de las marcas más recomendadas por los clientes del sector».

El director general de EVO, José Luis Abelleira, ha resaltado precisamente la «enorme rapidez» del proceso. «EVO acaba de cumplir 14 meses desde su nacimiento y en ese tiempo hemos encontrado el segmento, el modelo y la estructura adecuados», ha sostenido. La venta, ha agregado, es «un paso para encontrar al mejor comprador posible», aunque el objetivo es «ser el banco más recomendado por los clientes».

La entidad ha apuntado que el producto ‘Cuenta inteligente’ es el más demandado de EVO y suma 162.500 clientes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar