Deloitte no descarta la venta de activos de Pescanova

Deloitte, administrador concursal de Pescanova, no ha descartado la futura venta de activos de la firma gallega, aunque, de momento, sigue centrada en lograr lo antes posible la inyección de liquidez, por importe de 55 millones de euros, que la compañía necesita con urgencia para seguir operando, según ha informado a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso.

Una vez firmado este crédito, pendiente del ‘sí’ definitivo de la banca, los nuevos gestores podrían ‘adelgazar’ la compañía, con desinversiones de algunos activos, pese a que todavía no hay nada decidido.

Ambas partes, según han señalado las mismas fuentes, tienen mucho interés en que la financiación a Pescanova quede resuelta cuanto antes, para lo que siguen trabajando íntensamente con el fin de zanjar esta cuestión antes de fin de mes, mientras que se desinfla la posibilidad de algunos fondos internacionales como Oaktree acaben prestando dinero a la compañía gallega.

Lo principal ahora es que Deloitte logre que otras entidades financieras, entre ellas Santander y BBVA, se sumen a este crédito urgente, que ha recibido ya el respaldo de Bankia, Sabadell, Popular, NCG Banco y Caixabank.

La petición de liquidez por parte de los nuevos gestores de la compañía se destinará fundamentalmente al pago a proveedores de filiales en el extranjero, sobre todo de Argentina y Chile.

La concesión de este crédito está sujeta a condiciones: la inyección de liquidez se destinará a financiar circulante y tendrá consideración de deuda privilegiada, es decir, los bancos tendrán preferencia de cobro para recuperar ese dinero.

Dicho importe, que será necesario «como mínimo» para afrontar la gestión diaria de la empresa gallega y los pagos a proveedores o nóminas, figurará al margen de la deuda bancaria de la compañía, que se sitúa en unos 3.004 millones de euros.

Deloitte considera urgente este crédito de 55 millones para la continuidad de la firma, ya que de no materializarse, el escenario de liquidación no es descartable.

LA BANCA, OBLIGADA A PROVISIONAR EL 100%.

Una vez que la firma ha sido declarada en concurso, las entidades acreedoras atrapadas se han visto obligadas ya a provisionar el 25% de la deuda concedida a la firma, tal y como recoge la normativa.

Este porcentaje se puede elevar al 100% si en el plazo de un año no se ha logrado ‘levantar’ el concurso, según han explicado a Europa Press en fuentes financieras.

La banca española concentra la mayor parte de la deuda, con Sabadell a la cabeza (222 millones de euros), Popular (165,5 millones), Novagalicia Banco (161,58 millones), Caixabank (157,44 millones) y Bankia (126 millones).

En concreto, según señalan las mismas fuentes, la deuda bancaria superaría los 3.000 millones de euros, de los cuales unos 1.900 corresponden a su matriz y el resto a filiales, tanto españolas (unos 400 millones) como extranjeras (unos 700 millones). A este importe, se suman además unos 375 millones de euros correspondiente a las emisiones de bonos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar