Manifestación en Vigo por la continuidad del partido judicial

Movilización en Vigo contra "la demolición de la Justicia".
Movilización en Vigo contra «la demolición de la Justicia».

Unas 400 personas han participado en una manifestación en Vigo para protestar contra la «demolición del sistema público de Justicia» que, a su juicio, conllevan las medidas adoptadas por el Gobierno central. Asimismo, han instado a que se mantenga el partido judicial de Vigo, ante la posibilidad de que, con las reformas legislativas, en la provincia solo quede el de Pontevedra.

La manifestación salió de los edificios de juzgados de la calle Lalín a las 11.30 horas de este miércoles y contó con la participación de abogados, procuradores, trabajadores y sindicatos de la Administración de Justicia, representantes de los partidos PSOE, BNG y EU-IU y también de afectados por las preferentes y colectivos de víctimas de violencia de género. Entre otros lemas, proclamaron «¡Gallardón dimisión!» durante el acto, cuyo recorrido incluyó la Plaza de América.

Según explicó el portavoz de Justicia de CC.OO., Pablo Valeiras, el acto de protesta tiene el objetivo de manifestar el rechazo contra unas medidas que «van a repercutir en el presente y el futuro de los trabajadores y de todos los ciudadanos».

Entre ellas, aludió a la «privatización» del Registro Civil, de cuyas funciones quedarán encargados los registradores de la propiedad, y, en ese sentido, advirtió de que trámites hasta ahora gratuitos como las partidas de nacimiento y defunción o los libros de familia ahora pasarán a ser de pago, pues habrá que abonar a los registradores los correspondientes «aranceles».

Por otra parte, Valeiras también se mostró en contra de la posibilidad de que desaparezca el partido judicial de Vigo y, a ese respecto, censuró que sería como volver a «hace 20 años» cuando desde la ciudad olívica había que trasladarse a Pontevedra a realizar trámites. También advirtió de que, especialmente la gente mayor, tendrá que afrontar gastos de abogados, procuradores y gestorías para que les realicen las gestiones en la otra ciudad.

El sindicalista, que estimó que si en la provincia solo queda un partido judicial serían 800 los trabajadores de la Administración de Justicia que tendrían que ser trasladados, también acusó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de «ser dado a decir que no está de acuerdo con las cosas cuando ya están hechas».

Así, incidió en que la posibilidad de que desaparezca el partido judicial vigués ya está «encima de la mesa» y, por ello, consideró que el jefe del Ejecutivo gallego debería haberse pronunciado «antes».

Finalmente, criticó la puesta en marcha de las nuevas tasas judiciales y que el anteproyecto de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal permita a los fiscales llevar instrucción de casos, teniendo en cuenta que, según mantuvo, «los magistrados son independientes» y «la Fiscalía es un órgano jerarquizado que depende del Fiscal General del Estado, que es nombrado a dedo por el Gobierno».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar