El Bloque advierte al PSdeG que podría perder la alcaldía de Ourense, que ocupa en minoría

Pleno Concello Ourense

El BNG de Ourense ha recordado este martes que depositaron «la confianza en la gobernabilidad de la ciudad de Ourense» al apoyar al PSOE, pero ha advertido de que dicha confianza «es una línea cada vez más débil que podría romperse» ante los incumplimientos y el «desinterés» mostrado por el equipo local de Gobierno.

El portavoz del BNG municipal, el concejal Xosé Somoza, ha indicado a Europa Press que su grupo no quiere plantear un ultimátum al PSOE, pero sí quiso detallar que en los últimos 7 meses, los nacionalistas apoyaron la investidura del alcalde Agustín Fernández, tras la dimisión del anterior por su imputación en la ‘Operación Pokémon’, y rechazaron reprobar la gestión del actual alcalde y pedir su dimisión, aprobadas por PP y Democracia Ourensana (DO).

«La confianza inicial en el nuevo alcalde se va debilitando mes a mes y semana a semana con cada propuesta nacionalista que luego se aprueba en los plenos pero nunca se ponen en marcha porque no se les consigna presupuesto, y esto indica que en el PSOE están en otros problemas», ha esgrimido.

Ha aludido a la moción de reprobación presentada por el PP y debatida en el pleno del mes de abril, en la que el BNG apoyó con sus votos al alcalde y al equipo de Gobierno socialista «con condiciones determinantes para nosotros y que fueron aceptadas en aquel momento». «Pero fue para salir del paso porque con el tiempo se quedaron en un engaño, si no se dan otros pasos», ha apostillado.

Del mismo modo, ha recordado la moción de urgencia presentada por DO y también rechazada «a la espera de algún movimiento del PSOE». «Pero si dan un paso para adelante, luego dan otros tres para atrás y si intentan apagar un fuego, encienden otros tres», ha subrayado, para insistir en que el apoyo brindado por el BNG es «una línea cada vez más debilitada y fina que, si siguen tirando de ella, se puede romper».
ASIGNACIONES ECONÓMICAS

El último compromiso aceptado por el PSOE respecto al BNG, según Somoza, fue el de regular las asignaciones económicas que reciben los partidos políticos municipales a cuenta del presupuesto del ayuntamiento y el de depurar responsabilidades políticas dentro del PSOE municipal por la polémica que se originó tras la publicación de los gastos realizados por los socialistas de su asignación.

«Nosotros les pedimos responsabilidades a ellos, pero no al PSOE de Ferraz y, según dijeron en la Ejecutiva provincial que ellos celebraron el lunes por la tarde, como ya pidieron perdón a los ciudadanos, ya está y el caso es que eso no es lo que pidió el BNG», ha lamentado, antes de preguntarse si alguien es las ejecutivas local, provincial o autonómica del PSOE «es capaz de tomar esa decisión que esperamos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar