El ministro Wert denuncia una «confusión interesada» con la Lomce

Wert_serio

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha rechazado que el proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación (Lomce) suponga un ataque a las lenguas cooficiales y ha lamentado que se está creando «confusión interesada».

«Da pereza tener que explicarlo otra vez», ha asegurado en un acto organizado por el PP de Madrid. Así, ha apuntado que alguna administración ha «sobrerreaccionado», ya que la norma «no supone un ataque a las lenguas cooficiales».

Para el ministro de Educación, la mayoría de las comunidades autónomas con lengua cooficial han optado por un bilingüismo integrado que Wert considera como «el más razonable». También ha insistido en que la norma no pone en cuestión a la administración catalana sino que pretende ser una salvaguarda para la enseñanza del castellano.

Wert ha pedido a todo el PP que se implique en la tarea de convencer a toda la sociedad de que la Lomce es la reforma que necesita el país y ha pedido que se centre la atención en los objetivos principales. Así, ha destacado que hay que entender la gravedad del problema de fondo al que se enfrenta la Lomce y ha advertido de que la «ferocidad» con la que se ataca el proyecto, de un modo «extremadamente ideológico», revela la «debilidad» de los planteamientos críticos.

Precisamente, sobre los objetivos principales de la norma, Wert ha recalcado que las evaluaciones externas son «el aspecto más irrenunciable de toda la Lomce» porque «lo que no se mide es imposible mejorarlo». En este sentido, ha señalado que el mayor problema que ha habido en España a partir de la Logse es la pérdida de la cultura de la evaluación. En su opinión, sólo con las evaluaciones se va a recuperar un sistema que garantice unos mínimos y que ayudará a elevar la tensión tanto de estudiantes como de docentes para la mejora del sistema.

DISPUESTO A NEGOCIAR CON CATALUÑA

Igualmente, ha reiterado que no se ha inventado el hecho de que algunos padres hayan reclamado en Cataluña por este tema, al tiempo que ha denunciado el uso de un «lenguaje bélico» para algo que es «simplemente la garantía de unos derechos». En la misma línea, ha recalcado que el Gobierno está dispuesto a negociar con Cataluña «con una sola condición»: que se respete el castellano como lengua vehicular.

Respecto al recurso ante el Tribunal Constitucional que ha anunciado el País Vasco, lo ha considerado «prematuro» porque ni siquiera ha empezado a tramitarse en el Congreso. Además, ha añadido que en el tema competencial el texto tiene el apoyo del Consejo de Estado y que se ha respetado la distribución de competencias que marca la Constitución española.

El ministro también ha advertido de que sin transformar la educación es imposible transformar la sociedad. En este punto, ha augurado que si no se lleva a cabo este cambio, «se condenará a la sociedad a un largo periodo de oscuridad», en referencia directa a los jóvenes que carecen de requisitos mínimos para insertarse en el sistema.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar