Los embajadores europeos conocen una Galicia «solvente y abierta a la inversión»

El ministro de Exteriores junto al presidente Feijóo en el Pazo de Raxoi en la recepción a los veinte embajadores de la UE.
El ministro de Exteriores junto al presidente Feijóo en el Pazo de Raxoi en la recepción a los veinte embajadores de la UE.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se refirió esta mañana a Galicia como un ejemplo de responsabilidad y buena gestión de los fondos comunitarios y destacó, ante la delegación de embajadores de la UE que forman parte de la delegación que visita la comunidad, la credibilidad y las oportunidades de inversión que ofrece nuestra tierra.

Feijóo expresó, de este modo, el deseo de que esta cita sirva para que Galicia siga teniendo lazos con los países que representan: «lazos culturales, lazos políticos y, sobre todo, lazos económicos, dentro de un instante en el que Europa necesita luchar con más unidad se cabe contra las dificultades».

El titular del Gobierno gallego propuso aprovechar este encuentro impulsar un intercambio fructífero que se traduzca en más desarrollo y más prosperidade. Y, en este sentido, resaltó que Galicia ofrece una responsabilidad económica que se prolonga desde hace ya muchos años: “somos una de las comunidades más solventes de España; la única comunidad que viene cumpliendo los criterios de déficit público todos los años y la comunidad donde menos se incrementaron los intereses de la deuda pública”.

Asimismo, incicidió en que Galicia ofrece también: credibilidad, “la misma que permitió, como por ejemplo, la renovada apuesta de Citroen por su factoría de Vigo, o el compromiso de la cuarta petroleira del mundo, Pemex, con los astilleros públicos y privados de nuestra tierra”; así como oportunidades de inversión y una importante superficie de suelo industrial para que podan desarrollar proyectos de todo tipo, “tanto en nuestros sectores más tradicionales como la automoción, el naval, el téxtil, la industria agroalimentaria o el forestal, como en otros ámbitos más punteros, pero por los que apostamos de forma decidida, como las energías renovables o las nuevas tecnologías”.

En el campo cultural, Feijóo destacó el potencial de nuestra comunidad reflejado en la Plaza del Obradoiro y en proyectos como la Ciudad de la Cultura. Y, insistió en su condición de puente entre realidades distintas que son complementarias: puente entre el mundo hispano y luso, que se verá reforzado con el Eje Atlántico; o entre Europa y América, a través de los grandes puertos de Vigo, La Coruña y Ferrol.

El responsable autonómico afirmó que Galicia ofrece todo esto y sólo pide a cambio voluntad y confianza. “La voluntad de apostar por Galicia y la confianza de creer en Galicia”, aseveró, después de avogar por seguir ahondando en una doble faceta presente en nuestro mundo empresarial, universitario y cultural: aprecio polo propio y apertura a las influencias externas. “Inversiones foráneas que entran a formar parte de nuestra economía, junto a multinacionales gallegas que compiten en el mercado global. Esfuerzo investigador con herramientas autóctonas, y un permanente anhelo por incorporar corrientes foráneas. Una cultura que no se aísla, sino que abre puertas y ventanas”.

 

 

Al largo de su intervención, Feijóo recordó que la responsabilidad y el buen uso con los que Galicia gestionou los fondos comunitarios están detrás de dos decisiones recientes: que Galicia fuera elegida por el Comité de las Regiones para elaborar un ditamen de especial importancia, acerca de cómo se deberán gastar mejor los fondos comunitarios en el próximo período 2014-2020, y que el próximo presupuesto de la Unión recoja la aspiración de Galicia, así como de otras comunidades europeas que dejarán de ser objetivo prioritario a partir del año que viene, de que podamos beneficiarnos de un fondo de transición que nos garantice una aterraxe suave en los próximo años.

Para Feijóo, ambas decisión suponen un reconocimiento a la gestión que Galicia realizó de los fondos comunitarios y a la acción del Gobierno de España, y suponen dar un paso más “en ese reencuentro con Europa, que trajo como consecuencia una Galicia que abandona definitivamente las épocas de su negra biografía”.

COMUNIDAD ABIERTA Y PLURAL

Alberto Núñez Feijóo, apelÓ al espíritu europeísta de Galicia como una comunidad abierta, plural y con valores. “Queremos vernos la nosotros mismos como una Europa en miniatura, con sus valores y su pluralismo. Somos un pueblo viejo y nuevo de Europa que sabe donde está y la donde quiere ir; sin incertidumbres ni aventuras extravagantes, y orgulloso de su españolidad y de su europeísmo”.

El presidente gallego subrayó que ahora que la Unión Europea tiene ante sí “encrucijadas vitales”, “no podemos olvidar de donde vimos” ni que “nuestra Europa, con todas sus imperfecciones, es una de las realizaciones más fecundas de la historia universal”, precisó. Feijóo señaló que “no hay precedentes de pueblos que se unan pacificamente para formar una entidad común”. “Si ahora soñáramos con un mundo en paz, respetuoso de su pluralidad y de sus derechos, con un desarrollo equilibrado, ese mundo se parecería la Unión Europea”, enfatizou.

El titular de la xunta reconoció que en Galicia y en el Camino de Santiago está uno de las cunas de Europa y de su espíritu, y consideró que “tan cierto como que Galicia contribuyó al parto de Europa, es que Europa hizo posible una nueva Galicia”. Una tierra, añadió, que “sale de su postración gracias al trabajo de sus habitantes, al nacimiento de la España democrática y al establecimiento de una Europa solidaria”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar