Ence se persona en el debate sobre su futuro y compromete emplear sólo «energía verde»

ENCE_Celulosas de Pontevedra

La fábrica de Ence en Lourizán (Pontevedra) asegura que es ya la primera gran instalación industrial de Galicia capaz de funcionar «empleando, únicamente la energía verde» de renovables que genera a partir de biomasa y el uso de restos forestales procedentes de la producción de pasta de celulosa.

Ence explica que en la reciente parada técnica anual de la factoría comienza a ejecutarse un plan que permitió incrementar «prácticamente en un cinco por ciento la capacidad de generación de energía verde de la fábrica».

Según explica, la retirada de biomasa de los montes gallegos «ofrece indudables ventajas económicas y ambientales», de forma que «es fundamental para la prevención de incendios».

Por ello, Ence produce energía en su fábrica de Pontevedra empleando biomasa –más de 650 toneladas diarias– y otros residuos forestales, en este último capítulo uno de los principales es la lignina, lo que da a la madera su capacidad calorífica.

Asimismo, Ence destaca que es una de las dos únicas fábricas de Europa, en su categoría, que no emplean cloros para la producción de agua y, en la actualidad, necesita un 25 por ciento menos de agua que hace 10 años para producir una tonelada de pasta de papel.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar