El carguero accidentado en Ferrol permanece atracado

Carguero reflotado

El carguero ‘Anna’, que en la tarde del domingo embarrancó al chocar con unas rocas en la bocana de la Ría de Ferrol cuando viajaba sin carga, permanece atracado en el puerto ferrolano y será inspeccionado por submarinistas para determinar si sufrió algún daño en el casco.

Según han informado fuentes de la empresa consignataria Pérez Torres a Europa Press, la compañía aseguradora ya ha encargado una inspección submarina que se realizará en las próximas horas. Los miembros de la Sociedad de Clasificación del barco, que tienen que acreditar cualquier tipo de inspección, ya se han desplazado a Ferrol.

El buque embarrancó a las 15.35 horas del domingo en la entrada de la ría, al chocar con unas rocas situadas en la zona de la batería de San Carlos, cerca del castillo de San Felipe. El mercante tiene 126 metros de eslora por 15 de manga.

El barco llegó a Ferrol procedente de Dinamarca para cargar cerca de 2.300 toneladas de piezas eólicas que después serían de nuevo transportadas al mismo país. Viajaba sin carga y no se produjeron vertidos al mar. Varios remolcadores realizaron las tareas necesarias para reflotar el buque y desplazarlo hasta el puerto interior de Ferrol.
RIESGOS

El Comité Ciudadano de Emergencia de la Ría de Ferrol, que se opone a la instalación de la planta de Reganosa en el interior de la ría, ha señalado en una nota de prensa que el embarrancamiento del carguero «pone una vez más de manifiesto los riesgos de navegación en el canal para buques de gran tonelaje y la dificultad de resolver imprevistos técnicos o meteorológicos» y advierte que si el accidente lo sufriese un gasero «cargado de miles de toneladas de gas natural licuado, el pánico se extendería por toda la comarca».

Así, el colectivo recuerda sus argumentos en contra de Reganosa por «el peligro del tránsito en el interior de la Ría de Ferrol de gaseros cargados de Gas natural licuado» y que se afirma que «incumplen además importantes y básicas medidas de seguridad».

Además, señala que en caso de que los ciudadanos tratasen de huir de la zona ante una supuesta situación de peligro, «las vías de salida quedarían colapsadas» porque «no existe ningún plan de evacuación que los vecinos conozcan».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar