Piden 20 años para una mujer acusada de inducir el crimen del amante que compartía con su hija

   La Fiscalía solicita 20 años de cárcel para una mujer, de nacionalidad colombiana, acusada de inducir el crimen de su pareja, al enterarse de que también salía con su hija, menor de edad.

   En el juicio, que comienza este lunes en la Audiencia Provincial de A Coruña y que se celebrará con jurado, se sentarán también en el banquillo de los acusados el exmarido de la primera y el novio de la segunda.

Para estos tres procesados, se piden penas que oscilan entre los 20 años que reclama el Ministerio Público para la madre como presunta inductora y coautora de un delito de asesinato y los 18 años que se solicitan para su exmarido y el novio de su hija por asesinato.

Otra cuarta persona está acusada por encubrimiento. Para ella, se pide un año y seis meses de prisión. En el caso de la menor, se sigue por estos hechos un procedimiento ante la Fiscalía de Menores.

RELACIÓN SENTIMENTAL

En su calificación provisional, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público sostiene que la víctima, de 25 años, al tiempo que mantenía la relación con la madre y con otras jóvenes, lo hacía también con la hija de la acusada, de 15 años.

Así, argumenta que ésta, «a escondidas de su madre y de su novio formal» mantenía una relación sentimental con el fallecido, «facilitada» por las ausencias de su pareja como militar profesional.

Asimismo, señala que, en enero de 2012, la madre comenzó a sospechar que el joven mantenía una relación con su propia hija, lo que confirmaría, posteriormente, al revisarle el móvil.

AJUSTE DE CUENTAS

Posteriormente, con la intención de «hacer pagar» a la victima «por lo que había hecho», indica el fiscal, sobre las 21.00 horas del 10 de enero de 2012 ambas mujers convocaron en su domicilio de Oleiros (A Coruña) al exmarido de una y al novio de la otra    «Utilizando su capacidad de convicción» y valiéndose de argumentos como que el fallecido «había abusado de su hija, que ésta espera un hijo suyo o una deuda que tenía con ella», explica el Ministerio Público, «los implicó en su plan de agredir» al joven «y los convenció para que la ayudaran a realizar un ajuste de cuentas esa misma noche».

El Ministerio Público sostiene también que prepararon una «emboscada» para agredir al joven y que lo llevaron a cabo esa misma noche en las inmediaciones de la Plaza de A Cubela, de A Coruña, «llevando un cuchillo de cocina de grandes dimensiones con intención de acabar con su vida o, cuando menos, sin descartar tal la posibilidad», añade.

Al respecto, indica que cuando el joven bajó a la calle con la intención de quedar con una de ellas, fue agredido propinándole dos puñaladas, «de forma sorpresiva y repentina, sin darle ninguna oportunidad de reacción defensiva ante tal acción». El joven falleció horas después por una de las puñaladas que alcanzó el corazón.

ENCUBRIMIENTO

En el juicio, se sienta en el banquillo de los acusados una cuarta persona, que se habría enterado de los hechos al día siguiente, pero que, según la Fiscalía, habría ayudado a encubrir los hechos y ocultado el arma, que no fue recuperada.

A los acusados, se les pide también que indemnice a los familiares del fallecido, su madre y sus hermanos residentes en Colombia, con la suma de 120.000 euros.

La vista está previsto que dure toda la semana. Para el lunes, día 20, está fijada la formación del jurado y la declaración de los acusados. Para el martes, las testificales; para el miércoles, la comparecencia de policías y forenses y para el jueves las conclusiones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar