Feijóo denunciará a quien le impute delitos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha advertido a la oposición, tras endurecer AGE sus críticas en los últimos días, de que «está reconsiderando y pensando» en llevar a los juzgados a quienes le «imputen delitos» ya sea dentro o fuera del Parlamento de Galicia, puesto que –ha recordado– entre sus deberes está el de defender el Estatuto y el resto de las instituciones de la Comunidad.

«Y nadie está por encima del Parlamento, porque nadie está por encima del pueblo gallego», ha proclamado, un día después de una tensa sesión de control en la que el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, le tildó de «chulo de barra americana» y la viceportavoz del mismo grupo, Yolanda Díaz, mientras le preguntaba por sus fotos con Marcial Dorado, le instó a aclarar si había ordenado no realizar la autopsia de Manuel Cruz.

«Hace tiempo que la oposición está buscando la imagen de verse con el presidente de la Xunta en un juzgado y, tras ver todos los límites sobrepasados, y leer artículos de opinión en los que me animan a que emprenda acciones judiciales, tengo que decir que empieza a ser razonable esa posibilidad y que me la hacen reconsiderar», ha confesado, dando a entender que inicialmente había desechado la vía judicial.

Pese a la insistencia de los medios de comunicación, Feijóo ha eludido poner nombre a los diputados contra los que, según ha admitido, sopesa emprender acciones legales y ha instado a los periodistas a acudir a los diarios de sesiones de la Cámara autonómica o leer las informaciones publicadas en la prensa para concluir quiénes podrían ser objeto de una denuncia.

«Las imputaciones de delitos ustedes las escuchan todos los días y saben que es incompatible ser presidente y ser narcotraficante, por concretar uno. El narcotráfico es un delito», ha continuado el mandatario autonómico, a quien Beiras ha tildado de «narcopresidente» en reiteradas ocasiones tras publicar ‘El País’ varias fotos suyas, realizadas a mediados de los 90, en las que aparece en un yate con Marcial Dorado.

«¿Llamarle narcopresidente es un delito?», le ha preguntado un periodista, en clara alusión a Beiras, ante lo que Feijóo ha llamado a «no anticiparse» y ha insistido en que está «reconsiderando» su planteamiento sobre la vía de emprender acciones legales contra quienes digan dentro o fuera del Parlamento que es «un delincuente», al tiempo que ha ratificado su intención de no poner nombres a su advertencia.
«MÁS FÁCIL INSULTAR QUE PENSAR»

Preguntado sobre las broncas en las sesiones de control de la Cámara y, en concreto, sobre el calificativo de «chulo de barra americana» que le dirigió Beiras en el último pleno, el presidente ha lamentado este tipo de actitudes, que ha atribuido a que «es más fácil insultar y descalificar que pensar y argumentar».

Así, si en la pasada jornada «se disculpó» por el comportamiento de AGE, este jueves Feijóo ha vuelto a pedir perdón a los gallegos con el argumento de que «hay mucha gente que lo pasa mal, que no tiene trabajo y que no entiende cómo parte de su escasa renta se dedica a financiar nóminas en el Parlamento o en las instituciones para luego ver estos espectáculos».

«Galicia no es lo que sucede los miércoles en las sesiones de control en la calle de O Hórreo, es mucho más», ha aseverado, antes de cargar contra quienes «sobrepasan los límites».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar