Educación niega el cambio de colegio solicitado en Vigo y pide al padre que «rectifique»

Padres que denunciaron acoso a su hijo.
Padres que denunciaron acoso a su hijo.

La Consellería de Educación ha emitido una resolución en la que deniega el cambio centro escolar solicitado por los padres del niño de quinto de primaria que lleva más de un mes sin asistir a clase, tras ser agredido por un compañero. Además, el centro ha pedido al padre del menor que «rectifique» todas las manifestaciones que ha hecho e indica que, de lo contrario, seguirá adelante el proceso de querella iniciado.

En el documento, con fecha de 7 de mayo, la Xunta considera que no ha habido acoso escolar y, además, indica que a estas alturas del curso, el traslado, tanto del niño como de su hermano menor –los padres solicitaron el cambio de ambos– «no parece procedente pedagógicamente».

A juicio de la Administración educativa, para que exista «acoso escolar» tiene que darse un comportamiento deliberado y de vejación y malos tratos continuado en el tiempo por parte de uno o varios alumnos» con el objetivo de «provocar, mediante acciones u omisiones denigrantes, la anulación de la persona acosada». En ese sentido, precisa que «según la información recogida por la inspección» en el colegio Santa Cristina, donde sucedieron los hechos, tanto el menor agredido como su hermano «son bien acogidos».

En la resolución, emitida por la Jefatura Territorial de Educación, la agresión que sufrió el menor –el día 13 de marzo– se califica como «situación puntual accidental». Además, defiende que, según el informe de inspección, el colegio «sigue todos los protocolos» establecidos en la Ley de Convivencia.

Por otra parte, el informe también habla de otros partes de lesiones del menor, uno del pasado curso y otro en el presente curso en clase de educación física. Sobre ellos apunta que «solo pueden ser calificados como accidentes escolares», que los participantes en ellos fueron «distintos» y que el menor afectado «siguió acudiendo a clase con normalidad», por lo que mantiene que las acusaciones sobre acoso «son técnicamente infundadas».
COLEGIO

Los abogados que ejercen de portavoces del colegio Santa Cristina, Jacobo y Luis Tojeiro, han comparecido este viernes en una rueda de prensa en el propio centro en la que han defendido la actuación «ejemplar» del colegio ante unos hechos que calificaron de «peleílla con mala fortuna» debido a la lesión en el pene que sufrió el menor a consecuencia de una patada. Por ello, estimaron que el padre ha sacado «un poco las cosas de quicio».

En todo caso, mantuvieron que el centro actuó ya «a las dos horas» de producirse el incidente y que el otro niño fue sancionado. A este respecto, destacaron que el centro cumplió el reglamento y la Ley de Convivencia y apuntaron que «el padre –del agredido– puede opinar, pero no puede exigir la medida que él estime».

Los letrados manifestaron además que el padre del menor ha dado un relato «sesgado» de los hechos y han explicado que ya han iniciado acciones para la «legítima defensa del buen nombre del centro». Así, han convocado al padre a un procedimiento conciliatorio para pedirle que «rectifique las manifestaciones que ha vertido a los medios de comunicación» en las que criticaba la actuación del colegio y han explicado que, de no producirse la conciliación, se continuará con el procedimiento de querella por injurias y calumnias».

Los abogados indican que «nadie discute» que hubo un «incidente», si bien destacaron que el niño continuó yendo al colegio durante los dos días posteriores y que fue el lunes siguiente cuando dejó de acudir. También destacaron que, si el menor actualmente no está yendo a clase, «es por el deseo de sus padres». Asimismo, aseguraron que el colegio no tiene ningún problema con los padres o los niños.

En cuanto a las medidas anunciadas por los padres contra el centro, afirmaron que no les ha llegado ninguna notificación al respecto, al tiempo que recordaron que Fiscalía ha interrogado a los padres y al niño por el supuesto absentismo escolar.

Por otra parte, preguntados por el hecho de que la resolución de Educación se haya producido dos meses después del incidente –aunque en el documento se dice que el 24 de abril se recibió la solicitud de cambio de colegio–, los abogados consideraron que se trata de un plazo adecuado.
«BOICOT»

Los portavoces del centro también denunciaron la existencia de un «boicot» contra el colegio ya que, según apuntaron, se están recibiendo correos electrónicos pidiendo a los padres que «no lleven a los niños, que no los matriculen y que hay que hundir este colegio». Los letrados aseguraron desconocer si se ha notado un descenso en las matrículas para el próximo curso, si bien han asegurado que estos mensajes sí está afectando al personal del centro.

Preguntados sobre si tienen constancia de que el menor ya hubiera tenido problemas en un colegio anterior, apuntaron que «circula por internet» que en otro colegio ya había habido algún «problema derivado de acoso» y que lo habían «trasladado».
CENTROS DE ENSEÑANZA PRIVADA Y CONCERTADA

Por su parte, el secretario de la Confederación Española de Centros de Enseñanza privada y concertada (CECE), José Manuel Rodríguez, también participó en la rueda de prensa para manifestar su apoyo al centro. Según afirmó, el índice de fracaso escolar de los centros suele «ir relacionado» con los problemas de convivencia, y, en el caso del colegio vigués, la tasa de fracaso es «muy baja».

Así, estimó que lo ocurrido fue una riña entre «dos niños de 10 años» en un patio donde había cuatro profesores. «Son dos niños que se han peleado y nada más», apuntó, al tiempo que consideró que se ha «exagerado» lo ocurrido y se está «cometiendo una injusticia con el centro».

El representante de CECE estimó que el padre del menor es un hombre «que se ha dejado llevar por el corazón» a raíz de lo ocurrido, teniendo en cuenta que «los hijos son muy algo muy sensible para los padres». Por ello, estimó que el hombre se «ha obcecado» y ha empezado una «huida hacia delante». En todo caso, sobre si cree conveniente que el niño vuelva al Santa Cristina, incidió en que el colegio «no tiene ningún problema con los padres ni con el alumno».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar