60.000 mil gallegos víctimas de las preferentes siguen a la espera de solución

Unos 60.000 afectados por la comercialización de participaciones preferentes y subordinadas siguen a la espera de una solución en Galicia, según estimaciones de las plataformas que los agrupan. En declaraciones a Europa Press, sus representantes han advertido de que «no pararán» hasta recuperar su dinero, al tiempo que reclaman un arbitraje «neutral» y con un «criterio».

Sobre estas fechas, hace más de un año, afectados por la comercialización de estos ‘productos tóxicos’ comenzaron a movilizarse en ciudades como A Coruña, siguiendo los pasos de la plataforma de O Morrazo, la primera que se creó en Galicia y a la que han seguido otras hasta conformar más de una decena.

Por ahora, no sólo mantienen sus protestas, con movilizaciones más contundentes en la calle –principalmente ante las oficinas de Novagalicia Banco y con encierros en dependencias municipales, que en algunos casos han acabado en enfrentamientos con la Policía–, sino que confirman que podrían ir a más.

«La gente está perdiendo la paciencia», ha admitido Ana Cedeira, portavoz de la Plataforma de Afectados de A Coruña, en línea con lo que manifiesta también la representante de la Plataforma de O Morrazo, María Barreiro. Por ello, han dejado claro que su intención es seguir movilizándose.

«Hasta que aguantemos», ha concretado María Barreiro para subrayar lo que supone, para cada uno de ellos, «sacrificar toda la vida» o «todos los días dedicar cuatro horas a ir a la sucursal».
ARBITRAJE

Tras unas primeras movilizaciones en demanda de la «devolución íntegra» de su dinero, las plataformas ven en estos momentos el arbitraje como una de las posibles soluciones. De hecho, por esta vía, según sus estimaciones, «y a falta de datos reales», precisan, casi 16.000 afectados han podido recuperar su dinero.

Sin embargo, denuncian que sigue sin existir «un criterio» a la hora de determinar qué personas van o no al arbitraje. Como ejemplo, Ana Cedeira cita su caso: «A mí me han llamado y a gente de 80 y 90 años con demencia senil, no».

María Barreiro ha sostenido también que «bien usado, sería una herramienta excelente», pero se ha preguntado «cómo hay gente joven con subordinadas que tiene resuelto su caso y gente en el paro o con enfermedades con preferentes sin resolver».

Según la Plataforma de A Coruña, en Galicia se está llamando al arbitraje a una media de «80 personas» por día. Sólo en la ciudad herculina, calcula que se han realizado más de 4.000 solicitudes de arbitraje, de las que se han concedido unas 1.150.
VÍA JUDICIAL

Junto al arbitraje, otra de las vías abiertas para los afectados es la judicial. Hasta ahora, se han dictado en Galicia casi 200 sentencias favorables a sus intereses, frente a dos en contra. Sobre esta opción, Ana Cedeira ha asegurado que «hay gente que le da miedo, pero va más rápido que el arbitraje».

En concreto, ha aludido a la sentencia dictada recientemente por un juzgado de A Coruña avalando las tesis de un matrimonio de Lugo afectados por la comercialización indebida de preferentes.

De este caso, ha subrayado que se trata de afectados que «no daban el perfil», entre otras cuestiones, por tener acciones, no ser mayores o existir defectos en la firma del contrato Aún así, el titular del juzgado avaló sus tesis «y no los consideró inversores», ha recordado Cedeira.
GESTIONES EN BRUSELAS

Al igual que la representante de O Morrazo, insiste, como reclaman cada día los afectados en sus protestas, en que es «muy importante» que se les considere pequeños ahorradores «engañados» por las entidades bancarias.

Éste es el motivo también por el que afectados por participaciones preferentes en Galicia se han desplazado a Bruselas para llevar su caso al Parlamento europeo y pedir la devolución íntegra de sus ahorros, alegando la existencia de «irregularidades» en la comercialización de estos productos.

Cedeira, que ve «difícil» una solución política a su caso, se ha mostrado, sin embargo, confiada en las gestiones que están realizando con el apoyo de organizaciones políticas.

«No estamos dispuestos a que se queden con nuestros ahorros», ha advertido la portavoz de A Coruña, quien ha remarcado el rechazo del colectivo a las quitas «que para la emisión más antigua de preferentes, la de 2003, podría ser de entre un 61 y un 65 por ciento».

Con todo, ha exigido que se les aclare el porcentaje «oficialmente» y «cuándo se va a ejecutar», ya que, como ha dicho, desde Novagalicia Banco les «marean».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar