Diego Calvo, partidario de que las diputaciones se adapten a las nuevas necesidades de los municipios

Diego Calvo, presidente de la Diputació de A Coruña, en el debate de los 25 años de la FEGAMP.
Diego Calvo, presidente de la Diputació de A Coruña, en el debate de los 25 años de la FEGAMP.

El presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, ha considerado que las necesidades de los municipios “fueron cambiando” por lo que las diputaciones “tienen que adaptarse a esas necesidades cambiantes” y, de esta forma, “tienen cabida en el mapa administrativo a actual”.

Así se ha manifestado este sábado durante las jornadas ’25 años de municipalismo: pasado, presente y futuro de la administración local’ organizadas por la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y en las que, junto a los presidentes de las diputaciones de Huelva y León, ha debatido sobre el papel que estas instituciones deben de tener en el futuro.

Para Diego Calvo, que ha señalado que “los 94 municipios de A Coruña están satisfechos con la Diputación”, “innovar es adelantarse en el tiempo a lo que ahora se propone en la Reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, promoviendo la cooperación entre municipios” e “incluso dando un paso más” hacia “la fusión voluntaria de ayuntamientos” como alternativa para “evitar la desaparición o, cuando menos, la pérdida de autonomía de estos”.

Con todo, cuestionado sobre si la nueva ley debe reforzar el papel de las Diputaciones, Calvo ha considerado que no “se debe hablar tanto de reforzar sino de clarificar”. “Creo que deberíamos saber cuáles son las funciones de cada administración, definirlas bien y darles presupuesto para poder llevarlas a cabo”, ha asegurado Calvo, para quien “diputaciones tienen que ser administraciones supletorias de los resto de los municipios para prestar servicios que los pequeños no puedan o que no se en otras administraciones”.
LA DIPUTACIÓN DE HUELVA, “APLAUDIDA”

Por su parte, el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Carballo ha considerado que estos entes “estaban siendo cuestionados” por estar “muy alejados de los ayuntamientos” y “diseñar sin contar con ellos”.

Frente a ello, ha explicado que la institución que dirige “cree en los ayuntamientos y no quiere robarles ninguna competencia”. Así, ha detallado que la Diputación de Huelva “pactó unos criterios con alcaldes y ediles de todos los grupos por los cuales se reparten los fondos a todos los municipios sin estar condicionados a nada”.

“Es decir, los alcaldes y concejales diseñan sus políticas y nosotros lo que hacemos es darle herramientas a los Ayuntamientos para que solucionen los problemas de sus vecinos pero manteniéndonos en un segundo plano”, ha asegurado antes de señalar que “es un nuevo modelo por el cual pasó de ser criticada la diputación a ser aplaudida y querida”.
REFORMA CONSENSUADA

Por su parte, la titular de la institución provincial de Castilla y León, Isabel Carrasco, ha asegurado que, pese al “importante papel” que da a las diputaciones, aún “hay muchos interrogantes” en la modificación de la Ley de Bases del Régimen Local que confía en que “se resuelvan de aquí a que se presente el texto en el Congreso”, como las cuestiones relativas al coste estándar.

Con todo, ha considerado que la reforma local tendría que haberse hecho “hace mucho tiempo” y ha apostado por llevarla a cabo “con consenso” dada su “importancia”.

Asimismo, en relación al PSOE ha criticado que este “elevase la bandera de la desaparición de las Diputaciones” mientras que presidentes entes provinciales del PSOE “están absolutamente en contra de lo que dice su propio partido”.

“No hay ninguna duda de que de los entes intermedios locales se ha decidido escoger a las diputaciones por el papel que juegan”, ha asegurado Carrasco antes de incidir en que la vocación “fundamental” de las Diputaciones es “atender a los pequeños municipios” para que los “servicios se presten igual en todas las provincias” sin que lleguen a existir “ciudadanos de primera y de segunda”.

Además, la presidenta también ha valorado que la mayoría de las diputaciones provinciales del Estado “estén saneadas” y que “no tuviesen que acudir al plan de proveedores”. “No debemos nada, pagamos a tiempo y atendemos las necesidades de los ayuntamientos”, ha manifestado.

Precisamente, esta “responsabilidad” de los entes provinciales ha sido defendida por el presidente de la Fegamp, José Manuel Rey Varela, quien ha asegurado que “frente a lo que muchas veces se intenta distorsionar”, las diputaciones “son administraciones responsables en el gasto público”

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar