Louzán asume las reivindicaciones de las víctimas de las preferentes

Louzán_camiseta preferentes

En torno a 300 afectados por participaciones preferentes de diversas plataformas, como las de Pontevedra, Baixo Miño, O Salnés, Vigo y Val Miñor, han forzado este viernes con sus protestas la suspensión del pleno de la Diputación de Pontevedra, cuyo presidente, el popular Rafael Louzán, acabó enfundándose la camiseta de apoyo a sus demandas.
Louzán, quien en semanas anteriores había acusado a “sindicalistas radicales” de actuar “como un comando para atacar al PP” en protestas por las preferentes, este viernes llegó a ponerse dos camisetas de apoyo a sus demandas y les expresó su “total solidaridad”. Así, primero se vistió de ‘Comando Naranja’, la camiseta de la plataforma de O Baixo Miño, y después también se puso la celeste del colectivo de Marín-Pontevedra.
En cuanto había entrado Rafael Louzán en el salón de plenos habían arrancado las protestas y, aunque en uno de los últimos puntos del orden del día estaba prevista la intervención de los portavoces, los afectados no quisieron esperar y corearon consignas pidiendo la devolución de su dinero.
“La política no tiene sentido mientras existan afectados”, dijo Miriam Rodríguez, portavoz del Baixo Miño, quien reclamó, además, que se le exija “a Feijóo y a Rajoy que solucionen esto”. “Ya que su sistema electoral es caciquil, caciqueen ahora con nosotros y devuélvannos el dinero”, proclamó.
APOYO DE LOS PARTIDOS
En medio de esta tensión, el grupo provincial del BNG fue el primero en abandonar sus escaños y situarse en el salón al lado de los afectados por preferentes. El portavoz nacionalista, César Mosquera, pidió unas camisetas y los diputados del Bloque se las enfundaron mientras los afectados pedían idéntico gesto al resto de la corporación.
Fue tras unos minutos de incertidumbre que también se levantaron de sus escaños los diputados del PSOE, seguidos por los del Partido Popular. Entonces fue cuando Rafael Louzán se dirigió a los afectados que le entregaron una camiseta en la que se podía leer ‘Comando naranja’.
Coincidió este momento con el desmayo de una mujer perteneciente a la Plataforma de Marín-Pontevedra, que antes de ser trasladada en ambulancia fue atendida por el alcalde de Baiona y diputado provincial del Partido Popular, Jesús Vázquez Almuiña.
Superado este percance, comenzó una asamblea improvisada en la que Louzán reclamó “unidad política ante este asunto tan grande que está sufriendo Galicia” y, entre constantes interrupciones, advirtió que en este tema no debe haber partidismo.
HACER JUSTICIA
En nombre de los afectados habló José Manuel Estévez, que exigió “primero recuperar el dinero y luego hacer justicia, y que vayan cayendo los que tienen que caer”.
También intervino César Mosquera, diputado del BNG, quien propuso que los tres portavoces se reúnan y redacten un texto para dirigirse al Gobierno del Estado para que derogue el real decreto que impone la quita a los tenedores de preferentes y que se comprometa a devolver el dinero.
Curiosamente, Mosquera obtuvo el rechazo del portavoz del Baixo Miño, Xulio Vicente, que también es delegado de CIG, y que le increpó porque su propuesta “no es suficiente”. “En la Diputación no tenemos dinero para devolver, creo que esto es lo único que podemos hacer desde aquí. Yo creo que la medida del PP de oponerse a las decisiones de su propio partido en Madrid ya es importante”, replicó Mosquera.
Por su parte, Santos Héctor, el portavoz del grupo provincial del PSOE, se dirigió a la asamblea para decir que el problema de los preferentistas “sólo tiene una solución”, ya que “son ahorradores estafados”. “Si hay dinero para devolverle a la banca, tiene que haber unos poquitos menos para que os los devuelvan. Nos sumamos a cualquier propuesta que desde aquí se haga”, proclamó cosechando un aplauso de los afectados al terminar.
Finalmente, el presidente de la Diputación pontevedresa agradeció las palabras de los portavoces de la oposición, reiteró que no hay partidismo y se adhirió a la propuesta formulada por César Mosquera de buscar una postura consensuada en la junta de portavoces para demandar una solución. Dicho esto concluyó la asamblea improvisada.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar