Experto en contaminación cree que alejar el Prestige “redujo” el daño en la costa

Prestige_barco esnaquizado.

   El exdirector del Centro de Documentación, Investigación y Experimentación sobre Contaminación de Francia (Cedre), Michel Girin, ha defendido que el alejamiento del ‘Prestige’ “redujo” el daño en la costa y ha descartado que pudiera garantizarse “una protección eficaz” de la contaminación abrigando el buque en una ría.

   En el juicio por la catástrofe marítima, ha considerado que el buque se alejó “bastante para no contaminar más a la costa”, en referencia al vertido que existió tras su hundimiento el 19 de noviembre de 2002. Mientras, ha descartado que fuese “más fácil” luchar contra el vertido en el litoral que en alta mar.

Girin, autor de un informe a petición de la Dirección General de la Marina Mercante, ha ratificado como “el peor escenario” que se hubiera hundido en la Costa da Morte. Así, ha dicho que todo el fuel “hubiera ido de norte a sur”.

Preguntado por la Fiscalía si es factible la contención del hidrocarburo en una ría, el exdirector del Cedre –centro de referencia europeo en la lucha contra la contaminación– ha manifestado que no veía “cómo se hubiera podido hacer” en el caso del ‘Prestige’.

BARRERAS ANTICONTAMINACIÓN

Así, frente al criterio defendido por otros testigos y peritos –abrigar el buque en la ensenada de Corcubión y contener el vertido–, ha dicho que, si se analizan los planes de contingencia de Francia y España, no hay, por capacidad y número, “bastantes” barreras para garantizar la protección.

“No va a ser total”, ha apuntado este experto, precisando también que la mayoría barreras eran para “aguas calmas, portuarias o protegidas”. Girin ha argumentado, además, que tanto el alejamiento como abrigar el buque podían ser “soluciones buenas si se tiene éxito”.

Así, ha reconocido que, en la actualidad, sigue sin existir un estudio científico que confirme “si habría más daños concentrando la contaminación o menos dispersándola”, ha apostillado este experto desde videoconferencia en Brest (Francia).

ALEJAR “EL RIESGO”

De todas las opciones posibles, ha defendido “alejar el riesgo” para dar tiempo “a luchar” contra la contaminación. “Alejando el buque doy tiempo a los barcos para actuar y se reduce la contaminación total”, aunque, a colocación, ha admitido que, en este tipo de decisiones, es “fundamental” el asesoramiento científico previo y una evaluación de riesgos.

En su caso, ha dicho que no se le consultó, pero que tenía constancia de que sí se hizo “con muchas personas, aunque no en un cuadro organizado”, ha añadido en referencia al debate en el juicio sobre si hubo o no consulta por parte de las autoridades españolas a técnicos cualificados para decidir el alejamiento o la entrada del barco en un puerto refugio.

A preguntas de la letrada que representa los intereses de municipios franceses, ha reconocido que llevar el buque a un puerto refugio hubiera evitado la contaminación en Francia, “pero la costa gallega hubiera estado mucho más contaminada”, ha apostillado.

Al hilo de ello, ha defendido que la decisión en estos casos no puede ser “nunca solo técnica”. “Tiene un aspecto social y político que no debe ser olvidado”, ha añadido en referencia a colectivos como los pescadores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar