Reciben varias llamadas tras ofrecer 6.000 euros por información del robo de maquinaria en Alfageme

   La empresa de Murcia que ha presentado una denuncia por un supuesto robo de maquinaria en la fábrica de la conservera de Alfageme en la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa, ha recibido “varias llamadas” en las que se aportaba información sobre este hecho después de haber ofrecido una recompensa de 6.000 euros.

Conservera Alfageme   Según ha explicado a Europa Press una portavoz de la empresa murciana Tomás Guillén S.L., que adquirió hace unos meses la maquinaria de las cuatro plantas del grupo conservero en proceso de liquidación, fue tras la pasada Semana Santa cuando constataron que faltaban en la fábrica de Alfageme en Vilaxoán una serie de máquinas “bastante pesadas”, como una empacadora o una serradora de latas, la cuales constituían “una línea completa de producción”.

Ante la ausencia de esta maquinaria, esta empresa interpuso una denuncia ante la Policía Nacional el pasado 2 abril, según han informado a Europa Press fuentes de la Comisaría Provincial de Pontevedra, que han indicado que esta empresa cifró el valor de lo sustraído en su denuncia en torno a los 400.000 euros y han señalado también que se ha abierto una investigación al respecto.

RECOMPENSA

No obstante, la empresa denunciante no ha querido precisar el valor total de lo que ha sido sustraído del interior de la conservera, dado que más allá de las máquinas de mayores dimensiones, todavía no han completado el peritaje de todo lo robado, aunque si han señalado que se trata de una “pérdida demasiado importante”.

Por ello, han publicado este miércoles un anuncio en un periódico ofreciendo una recompensa de 6.000 euros a quien les proporcione “información válida” y “verídica” que les permita saber “quién ha sido” el responsable de este robo” y recuperar la maquinaria.

De hecho, tras la publicación de este anuncio, Tomás Guillén S.L. ha recibido “varias llamadas” sobre este asunto en las que les comunicaban una “información que tiene que ser validada” y de la que ya habrían dado traslado a la Policía Nacional.

“MUCHA GENTE INVOLUCRADA”

Después de adquirir la maquinaria, esta empresa inició el desmontaje y traslado de la misma, que en el caso de la planta de Conservas Peña en Vilaxoán interrumpió durante los festivos de Semana Santa, momento en el que los operarios de Tomás Guillén S.L. retornaron a Murcia para descansar.

Fue entonces cuando tuvo lugar este robo, y por ese motivo desde la empresa denunciante concluyen que fue realizado a cabo por gente “bien informada”, conocedora que entre el Jueves Santo y la mañana del lunes siguiente “no iba a haber nadie” en la planta de Vilaxoán.

Tomás Guillén S.L. ha hecho énfasis en que la maquinara sustraída, que aún no había sido desmontada, es “bastante pesada”, motivo por el cual entienden que hay “mucha gente involucrada” en este robo.

De hecho, una portavoz de esta empresa ha señalado que para retirarla sería preciso “una grúa” y un “transporte especial” y de ahí el ofrecimiento de una recompensa, puesto que entienden que los vecinos de la zona podrían haber visto “movimiento” durante estas jornadas, aunque podrían haber “pensado que eran camiones nuestros, porque se estaba desmontando todos los días”.

La maquinaria adquirida por esta empresa de Murcia se encontraba emplazada en una conservera que fue adquirida por la Xunta en una subasta judicial, al igual que la nave de Ribadumia y la marca comercial Miau. De hecho, la administración gallega había reclamado la “extensión de las hipotecas” de estas fábricas a su maquinaria, aunque su recurso fue desestimado por el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar