El Gobierno, sorprendido por la amenaza de Maduro a España

 

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que no pedirá disculpas a Venezuela por la valoración que hizo ayer del resultado de las elecciones y que, en su opinión, no se entendieron en Caracas de la manera adecuada. El miembro del Gobierno se refería así -en el habitual tono diplomático- a las frases amenazadoras pronunciadas por Maduro contra España en plena euforía de victoria, eso sí, muy limitada.

En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro ha reconocido no obstante a Nicolás Maduro como “presidente de la República de acuerdo con el ordenamiento constitucional” después de que “hoy” se haya producido una “novedad” al haber dictaminado el Consejo Nacional Electoral que no va a haber recuento de votos.

Venezuela ha llamado a consultas a su embajador en España en protesta por las declaraciones de García-Margallo, quien ayer indicó que confiaba en que se mantuvieran las buenas relaciones con nuestro país “sea quien sea el vencedor” de los comicios, lo que para Caracas suponía un “desconocimiento implícito” de la victoria de Maduro.

Maduro exigió anoche una rectificación a España para evitar que Caracas pudiese tomar “medidas a todos los niveles”. algo que por el tono empleado se considera una amenaza en la mayor parte de los medios de comunicacion españoles.

El ministro ha admitido su sorpresa por la reacción venezolana a sus declaraciones de ayer, que, en su opinión, habían sido “muy medidas” y que “coinciden” con lo que han dicho otros actores internacionales como la UE, la Organización de Estados Americanos (OEA) o EEUU.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar