El conselleiro de Educación muestra “respeto” por la huelga pero percibe “intereses”

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Vázquez, ha trasladado su “total respeto” por la convocatoria de huelga educativa en todo el Estado, pero ha realizado un llamamiento a la “coherencia” de la sociedad y de alguna organización convocante, al entender que “buscar que los alumnos no vayan a clase” no puede ser “un mecanismo de defensa” de unos “intereses”.

A preguntas de los medios, Vázquez ha considerado que “hay alternativas” de “diálogo” al margen de la protesta para tratar de “construir entre todos” una ley “positiva” y que estará vigente “muchos años”, o eso “sería lo deseable”.

“Creo que no es prudente en este sentido”, ha considerado. Posteriormente, ante la pregunta de si se abordó la Ley Orgánica en el Consello Escolar gallego por la petición de algún sindicato, ha recordado que es una norma estatal y que “muchas veces” se cae en “contradicciones” de que “quien más reclama diálogo sean los primeros en levantarse de la mesa”.

Así, ha recordado que la norma, motivo por el que se convoca la huelga junto con los recortes, ya ha pasado el trámite del Consejo Escolar del Estado, y todavía tiene que ir al Parlamento, donde los grupos políticos podrán promover sus aportaciones.

Vázquez también ha señalado que se he reunido con varios colectivos de profesores para tratar de conocer sus “inquietudes” y trasladarlas al Gobierno central. Por ello, ha insistido en pedir un “grado de coherencia a toda la sociedad, pero también a “ciertos organismos”, ha incidido, que “en muchos casos” están buscando “a través de la huelga” o “cierto tipo de reivindicaciones” algún interés “que algún día tendrán que explicar a la sociedad”.
MODELOS “AGOTADOS”

El conselleiro de Educación ha recordado que, a pesar de contar con un profesorado “altamente implicado y formado”, el sistema educativo no está “consiguiendo los resultados que cabe esperar de un país como España”, que “no puede soportar” los actuales niveles de abandono y fracaso escolar ni estar “en el furgón de cola” de indicadores internacionales.

Por ello, ha apostado por un nuevo modelo educativo que sustituya a los anteriores, que están “agotados”, y entiende que hay un “gobierno legitimado por las urnas” y con capacidad para poner en marcha ese proyecto, para tratar de buscar “soluciones” a las “lagunas” del sistema actual y quedándose con “lo bueno”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar